Zona roja

7 de Abril de 2021 18:19

Vecinos de Don Bosco celebran el proyecto para mudar la zona roja: "Estamos muy contentos"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los vecinos de Don Bosco piden que no le trasladen el problema a otros vecinos.

Los habitantes del barrio donde actualmente se desarrolla la actividad de oferta y demanda sexual destacaron la voluntad política del Ejecutivo. "Es lo más viable", aseguraron.

El proyecto oficialista de mudar la denominada zona roja a inmediaciones del estadio José María Minella para regular la oferta-demanda de sexo despertó críticas de distintos sectores. Sin embargo, los vecinos del barrio Don Bosco, donde actualmente tiene lugar la actividad, mostraron su apoyo a la propuesta del concejal Nicolás Lauría, aunque reconocieron que no quieren que "el problema lo tenga otro vecino".

Francisco Lobadino, uno de los vecinos del barrio afectado, mostró su conformidad al proyecto que presentó el edil de Vamos Juntos y que busca regular la actividad sobre la calle Américo Raúl Canosa entre Hernandarias y Juan B. Justo en un horario específico por tratarse de una zona sin presencia de vecinos frentistas. "Estamos muy contentos", aseguró a 0223.

"Lo venimos pidiendo los vecinos desde el principio de esta gestión. Es lo más viable para el barrio", destacó, aunque reconoció que no quiere que "el problema lo tenga otro vecino de Mar del Plata".

"Queremos que los vecinos del estadio sepan que nosotros los tenemos todos los días en las veredas de nuestras casas. Entendemos que no va a ser así en esa zona porque estaría regulado y podría funcionar", sostuvo.

Según recordó, la zona roja funciona en la zona delimitada por las avenidas Colón, Luro, Jara y Champagnat desde hace diez años, pero hace cinco que "viene siendo un caos" ya que la actividad trajo aparejado un incremento de la delincuencia, venta de estupefacientes y otros disturbios.

Lobadino aclaró que los vecinos de Don Bosco no tuvieron "incidencia" en la confección del proyecto que presentó Lauría junto al secretario de Seguridad, Horacio Totó García y pidió que las autoridades "terminen de definir" la reubicación de la actividad.

Por último, el vecino destacó la instalación de luminarias led en la zona que hizo el Ejecutivo en enero pasado y una merma de la venta de droga producto de la expansión de la actividad a los barrios de La Perla y Estación Terminal.

La iniciativa del Ejecutivo despertó todo tipo de críticas. Si bien no hay viviendas frentistas particulares, el espacio en cuestión es concurrido -principalmente- por niños y adultos que practican actividad física en esas inmediaciones.

Compartir
Compartí esta nota