Mar chiquita

22 de Abril de 2021 13:04

Roban un respirador del hospital de Coronel Vidal

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El quirófano del hospital de Coronel Vidal, donde por estos días reina la indignación.

Las autoridades municipales marchiquitenses se presentaron ante la policía para denunciar el faltante de un respirador de última generación del hospital comunal Eustaquio Aristizabal. La fiscalía del distrito avanza en varias hipótesis.

Las autoridades del municipio de Mar Chiquita constataron en los últimos días el faltante de un respirador y todos sus equipos adicionales de una de las salas de terapia intensiva habilitadas el año pasado en el hospital Eustaquio Aristizabal, de la localidad de Coronel Vidal.

En diálogo con 0223, el representante del Ministerio Público Fiscal en el distrito, Diego Benedetti, confirmó que fue la disivión del área de Legales de la comuna quien el 9 de abril pasado hizo saber del hurto a la policía a través de una denuncia desde la que se formó la causa de investigación vía una acta de procedimiento.

Benedetti detalló a este medio que, después de los primeros testimonios recabados, se estableció que el respirador falta en el nosocomio, al menos, desde el día 6 de abril.

"Hay un sistema de seguridad de cámaras en el hospital, habilitado cuando se creó la nueva área de unidad terapia intensiva destinada pura y exclusivamente para covid-19, que tiene tres camas con tres respiradores, dos enviados por el gobierno bonaerense y otro por el gobierno nacional", precisó el ayudante fiscal.

"Ese sistema se utilizó también para monitorear la zona en donde se guardan las vacunas. Pero se detectó que hubo un desfasaje en su utilización, hay grabaciones pero no son recientes", reparó Benedetti.

En ese línea el representante del MPF detalló que la nueva sala de terapia intensiva nunca llegó a ser utilizada: "Cuando hubo casos de mucha complejidad directamente fueron enviados a Mar del Plata", pormenorizó al respecto.

En el hospital Aristizabal, en tanto, hasta principios de este mes de abril, había cinco respiradores en total, entre los que se incluyen a los citados tres recibidos por la comuna el año pasado. Ahora son cuatro los disponibles.

"Aún no podemos determinar si se lo llevaron de una vez, ya que no es un aparato solo, el respirador lleva consigo una bomba de infusión, un monitor, y barómetros, que de hecho estaban adheridos a la pared, por lo cual alguien los sacó", detalló el referente de la Ayudantía Fiscal marchiquitense.

Benedetti especificó que no se constató en el lugar "ningún tipo de violencia para el ingreso" y reconoció que "cabe la posibilidad de que el robo se haya realizado en varias etapas, lo que nos hace presumir que el autor o los autores lo hicieron con conocimiento del lugar, que pueda ser alguien con ingreso al interior del hospital", alertó.

Consultado por las declaraciones, el ayudante fiscal confirmó que ya brindaron testimonio "todos los que tienen acceso a ese lugar, incluida la directora del hospital".

Por último, entre las hipótesis analizadas, Benedetti reconoció que el respirador podría estar en el mercado negro o en algún lugar para uso personal. "Es medio difícil poder instalar todo lo que es el respirador, aunque es factible, realmente resultaría bastante oneroso hacerlo", advirtió.

En cuanto al valor de los aparatos sustraídos, "sin tener una factura que lo acredite fehacientemente, solo guiados en el conocimiento de los especialistas, es que tiene un valor de 2 millones de pesos".

Compartir
Compartí esta nota