Concejo deliberante

23 de Abril de 2021 10:27

Vecinos de La Florida insisten en cerrar el barrio para combatir la inseguridad

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El cierre no implica una privatización del barrio y la zona mantendría su categorización.

El proyecto no tuvo tratamiento hasta el momento y se mantiene estancado en el Concejo Deliberante. Aseguran que ya no es una zona tranquila. "Te ponen un revolver en la cabeza para sacarte el celular", denunciaron.

Vecinos de La Florida inisten en las gestiones para cerrar el característico barrio de la zona norte de Mar del Plata, ante la falta de avances del proyecto que se presentó en octubre de 2020 para delimitar la zona con un alambrado.

El pedido surge a raíz de los distintos hechos de inseguridad que sufren y que cada vez son más constantes. Por eso, buscan colocar un alambrado perimetral con dos únicos ingresos al barrio que ofrece las vías del tren y la ruta 2 como principales medios de escape de los delincuentes.

El proyecto de las cerca de mil familias que residen en la zona compuesta por alrededor de 54 manzanas prevé colocar un alambre perimetral con dos únicos ingresos al dividir La Florida en dos partes por el arroyo La Tapera. El cierre no implica una privatización del barrio y la zona mantendría su categorización.

La nota que lleva la firma de más de 300 vecinos fue presentada a fines de octubre del año pasado en el Concejo Deliberante. A pesar de que hubo algunos contactos por parte de la Secretaría de Seguridad, hasta el momento no tuvo tratamiento por parte de los ediles y mantiene en plena expectativa a los habitantes del barrio.

Los vecinos denuncian que los hechos de inseguridad son cada vez más constantes. "Los delitos son de todos los días. La gente no puede salir a caminar porque le ponen un revolver en la cabeza y te sacan el celular. Ya no es un lugar tranquilo", confió una vecina a 0223.

El proyecto de delimitar La Florida no es nuevo. El primer pedido de estas características surgió en 2017 pero no prosperó porque hubo quienes se mostraron reacios a vivir en un espacio cerrado.

Compartir
Compartí esta nota