Fase 3

29 de Abril de 2021 14:07

Salones de eventos: "Retroceder a fase 2 no le daría ninguna solución a Mar del Plata"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La asociación que nuclea a los establecimientos pide a las autoridades que no impongan más restricciones a nivel local. El sector nuclea a unos 3500 trabajadores en la ciudad. "Si nos cierran, terminan con la actividad", aseguraron. 

Desde la Asociación Productora de Eventos (APE) de Mar del Plata se opusieron a un eventual retroceso de fase 2 por el aumento de los contagios de coronavirus que se acusa en las últimas semanas y advirtieron que si el Gobierno de Axel Kicillof decide nuevamente cerrar los salones "va a terminar con la actividad".

"Volver a fase 2 no sé qué solución le daría a la ciudad. Ya estamos trabajando de manera muy limitada y si a eso le sumamos que nos van a cerrar quién sabe por cuánto tiempo, entonces lo poquito que se estaba generando con el negocio se va a terminar de desmembrar", aseguró José María García, quien preside la entidad de la sociedad civil.

El sector fue uno de los últimos en volver al ruedo en la ciudad: a partir de febrero, y con autorización de la Municipalidad, los salones reabrieron las puertas pero con una modalidad muy distinta a la de las "fiestas tradicionales". Hoy, el servicio ya no incluye bailes sino que se ajusta a un protocolo estricto que pone el foco en brindar almuerzos y cenas con animadores. "Acá hay listados, declaraciones juradas, tomamos la temperatura, están todos los recaudos", enumeró el empresario.

"No es un capricho nuestro lo que estamos planteando porque estamos trabajando bajo un marco normativo, claro y cuidado. El protocolo con un aforo al 30% funciona bien y es un modelo distinto que incluso es difícil de vender pero el que ha hecho fiestas en este tiempo la pasó bien. Y cada fiesta que se hace para nosotros es una fiesta que después se puede llegar a vender a otra persona", explicó García.

En declaraciones a 0223, el responsable de "Classic Eventos" recordó que en Mar del Plata hay unos 100 salones, entre privados y las diferentes sociedades, que emplean a unas 3500 personas. "El negocio también es muy importante para toda la gente que está alrededor nuestro: hay fotógrafos que hace un año que no laburan, personas que se dedican a la confección de vestidos, DJ...", enumeró.

Para el titular de la asociación local, el retroceso de fase 3 a fase 2 no aportaría "ninguna solución" porque la actividad clandestina seguiría proliferando por General Pueyrredon. "Todo el sector está en contra porque no es que con esta medida se resuelven los problemas: va a ser más factible que haya cosas clandestinas porque los jóvenes quieren festejar", señaló.

En este sentido, García remarcó que el sector que representa "está alejado de la nocturnidad de la pandemia" y que ha reformulado su oferta con eventos en horarios más tempranos. "Estamos trabajando al mediodía porque pudimos convencer a la gente de que un almuerzo bien hecho también puede ser divertido", afirmó.

Al citar su caso personal, el empresario acusó una caída en la facturación de aproximadamente el 40% por los vaivenes de la pandemia y aclaró que, por esta fecha, solo se realizan aquellas fiestas que habían sido contratadas y no pudieron realizarse durante el 2020. "Estamos cumpliendo con los contratos de las fiestas viejas principalmente porque somos comerciantes, respetamos la palabra y sabemos que esto alguna vez se va a terminar", expresó.

"No pedimos otra cosa que seguir trabajando con todos los cuidados y con todas las condiciones que nos permitieron su momento. Las autoridades tienen que entender que si llegan a cerrarnos, entonces van a terminar con la actividad. Nosotros estamos tratando de encauzar las cosas. Sabemos que no es fácil pero tampoco hay otra salida", concluyó.