Los detalles del doble crimen que conmueve a Mar del Plata: Zoe dormía y fue degollada

El fiscal Leandro Arévalo explicó los avances en la investigación. Laura Sánchez intentó defenderse, mientras que cree que Zoe Paz, la pequeña hermana de la víctima, estaba dormida. Hay indicios que hacen suponer que no estaba fuera de sus cabales. 

El fiscal Leandro Arévalo tiene la presunción de que la nena dormía cuando fue degollada.

27 de Mayo de 2021 12:24

Por Redacción 0223

PARA 0223

"Fue un hecho extremadamente sangriento, uno de los más alevosos en los que me ha tocado intervenir". Las palabras del fiscal Leandro Arévalo, visiblemente conmovido por el crimen de Laura Sánchez, de 45 años, y Zoe Paz de 8, describen el horror que se vivió este miércoles en el barrio Villa Lourdes, donde fueron salvajemente asesinadas por Matías Paz, hijo y hermano de las víctimas.

El fiscal habló con los medios en el hall del Palacio de Tribunales donde dio detalles de lo que se sabe hasta el momento del doble crimen. En principio ratificó que el informe preliminar de autopsia confirma que las víctimas recibieron cerca de 40 puñaladas. Precisó que la madre tenía algunas heridas que presumían que intentó defenderse, pero destacó la violencia del ataque: sufrió quebraduras de huesos en zonas cercanas a las heridas punzocortantes.

En cuando a la muerte de la pequeña Zoe la hipótesis del fiscal es que estaba dormida antes del ataque. La autopsia reveló, además, que sufrió un corte fue degollada (herida que le provocó la muerte) y luego sí heridas en el resto del cuerpo.

 El hecho quedó calificado como homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento y por haber sido cometido en contexto de violencia de género y, por el caso de la niña, también se le suma el agravante de alevosía. "Con un solo agravante la pena en expectativa es perpetua, pero esto describe la violencia con la que ocurrió el hecho", indicó Arévalo.

 

Los minutos previos al crimen

Matías Paz aún no prestó declaración indagatoria. Según confirmaron fuentes judiciales a 0223, será asistido por un defensor oficial y se desconoce si dará su versión de lo ocurrido. No obstante, el fiscal Leandro Arévalo pudo reconstruir los minutos previos al salvaje ataque

Según explicó ante la prensa, había dos personas antes de los homicidios en la vivienda y relataron que no se había producido ninguna pelea ni circunstancia que pudiese hacer prever el trágico desenlace. 

"Este es uno de los puntos que llama la atención. Todos narraron que como toda familia podía haber desavenencias, no era mayor o algo que llamara la atención. Las dos personas que estaban en la casa y se fueron antes de los ataques narran que no había un clima de discusión o peleas. Ni los vecinos refirieron haber escuchado gritos o alarma que indicara algún conflicto", sostuvo Arévalo.

La autopsia permite presumir que todo ocurrió en un lapso de entre 30 y 40 minutos. En el lugar los investigadores hallaron un cuchillo de tipo filetero con mucho filo que creen que fue el arma utilizadas para asesinar a las dos mujeres, aunque eso se terminará de confirmar con las pericias. 

Consultado por los antecedentes del imputado por el salvaje ataque que trascendieron apenas se concretó su detención, el fiscal dijo que por el momento no se constató ninguna condena previa. También habló de los presuntos antecedentes por violencia de género y remarcó que para la investigación en curso no tenían relación porque no existe ninguna denuncia de las víctimas contra el atacante. 

 

¿El motivo?

Sin ningún motivo aparente, la primera hipótesis que surge es que el homicida estaba fuera de sí. El fiscal Arévalo anticipó que eso lo revelarán las pericias psicológicas y psiquiátricas. No obstante, señaló que hay indicios que permiten suponer que Matías Paz tenía consciencia de lo ocurrido

"Pudo haber existido algún tipo de perturbación, pero la incineración posterior de prendas que tendrían vunculación no sería indicador de alguien que esté fuera de su sano juicio. Se fue del lugar de los hechos, llega ensangrentado a la comisaría a entregarse. No veo ese panorama. Pero insisto, no seré yo el que lo determine, serán los peritos", detalló. 

A su vez, los testigos que declararon en el marco de la investigación tampoco aportaron elementos previos que hagan suponer que tenía un problema psiquiátrico. "Estaba estudiando una carrera universitaria. Había estudiado Derecho y ahora estaba estudiando computación, según la hermana. No era alguien que estuviera marginado", agregó Arévalo.

Por otro lado, Paz rechazó que le realicen una extracción de sangre para determinar si había consumido estupefacientes, pero la médica que lo entrevistó dejó constancia de que no tenía signos de intoxicación, ni desde el discurso, ni su comportamiento físico.

Si bien la investigación está en pleno desarrollo, Arévalo marcó que no hay indicios de que haya participado una tercera persona en el ataque y destacó que la reja de acceso a la vivienda se encontraba cerrada cuando llegó personal de bomberos. 

Comentarios de usuarios de Facebook