Judiciales

11 de Junio de 2021 14:04

Condenaron al “Rey de las pastillas” a cinco años y cuatro meses de prisión

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Parte de la droga secuestrada en uno de los allanamientos.

Lo detuvieron en enero de 2019. La pena a Juan Manuel Bernardez se estableció tras un juicio abreviado. A su pareja la condenaron a tres años de ejecución condicional.

Un joven de 26 años que se presentaba como “El rey de las pastillas” y que en enero de 2019 fue detenido junto a su pareja fue condenado a cinco años y cuatro meses de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 4. A Juan Manuel Bernardez también le impusieron una multa de 972 mil pesos.

En el acuerdo presentado por el fiscal Leandro Favaro y los abogados defensores Lucas Tornini y Mauricio Varela también se condenó a la pareja de Bernardez a tres años de ejecución condicional. En el caso de María Sol Dellarda Bellocq –que deberá cumplir una serie de reglas de conducta- la multa acordada fue de 124 mil pesos.

Hace un mes el Ministerio Público Fiscal presentó el acuerdo alcanzado por las partes por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en el que consideró al imputado como autor y a su pareja como participe secundaria y el Juez Gustavo Fissore declaró el pedido como admisible.

El auto para “delivery” y un descubrimiento mayor

La fiscalía dio por probado que al menos entre el 18 de agosto de 2018 y el 19 de enero de 2019 la pareja comercializó marihuana, cocaína, éxtasis y otras drogas sintéticas en su vivienda en 11 de Septiembre entre Don Bosco y Francia y bajo la modalidad de envío a domicilio.       

La actividad delictiva quedó acreditada a partir del resultado del registro domiciliario y vehicular realizado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y de los distintos “cortes” a clientes que se realizaron los días previos.

Al momento de efectivizarse la aprehensión de los imputados tenían en su poder, bajo su exclusiva esfera de custodia y con inequívocos fines de comercialización, 1061 comprimidos de presunto éxtasis, 235 gramos de metanfetamina en forma de cristales, 315 troqueles de presunto LSD, 3 frascos de nitrito de alquilo (Popper) y 99.9 gramos de marihuana. Minutos después la madre de la imputada entregó de manera voluntaria  141 comprimidos de presunto éxtasis con el logo Coca Cola.

Al registrar al día siguiente el inmueble de la pareja secuestraron 569 comprimidos con el logo de Coca Cola hallados en una bolsa tipo ziploc ubicados en el taparrollos de una cortina del living comedor, otra bolsa tipo ziploc hallada en el mismo con piedras color marrón de presunta metanfetamina 35 comprimidos color verde con la inscripción Heineken, 200 troqueles con presunto LSD con el logo de un gato, 84 troqueles de la misma sustancia con un rostro masculino, 20 troqueles de la misma sustancia con un logo de Avatar y 10 más con un logo de Bob Esponja, entre otros elementos.

Fiscal Leandro Favaro. (Foto: archivo 0223).

En esa vivienda hallaron un celular propiedad de Bernardez en el que había diálogos con unos contactos de México en los que se planteaba la chance de instalar un laboratorio para el desarrollo de la actividad en la ciudad. En esa conversación el ahora condenado se presentaba como el “Rey” y aseguraba tener contactos e infraestructura para llevar adelante esa actividad.

Para el magistrado la participación de ambos estuvo plenamente probada y descartó –más allá de plantear la mujer un estado de necesidad justificante- cuestiones eximentes de la responsabilidad penal.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 se valoró como atenuante el buen concepto presunto y como agravante la cantidad y la calidad de la droga secuestrada, que generó un mayor peligro para el bien jurídico "salud publica y la mayor peligrosidad de Juan Manuel Bernardez, ya que de sus conversaciones surgieron vínculos con traficantes mexicanos y la intención de establecer un laboratorio en nuestra ciudad.

Juez Gustavo Fissore. (Foto: archivo 0223).

Fissore condenó a Juan Manuel Bernardez a la pena de cinco años y cuatro meses de prisión como autor del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, mientras que a María Sol Dellarda Bellocq le impuso tres años de prisión de ejecución condicional.

Una vez que la sentencia quede firma se decomisarán los 26.255 pesos y los 900 dólares secuestrados para ser destinados a la compra de equipamiento para la fiscalía de Estupefacientes, y el VW Gol utilizado para la perpetración del delito que será entregado a la Delegación de Drogas ilícitas.

Compartir
Compartí esta nota