Seguridad

26 de Julio de 2021 13:07

La mujer acusada de matar a su expareja ya lo había apuñalado en febrero

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La mujer registraba violentos antecedentes contra la víctima.

Erika Spinardi había atacado a Sergio Palacios, que fue internado. También tenía antecedentes similares con otras parejas. El matrimonio tenía una hija de 5 años.

“Se cayó de la cama y se murió”, dijo Erika Spinardi, la mujer de 31 años que fue detenida luego de que los investigadores constataran que Sergio Palacios, la víctima fatal, tenía diversas heridas de arma blanca en el cuerpo.

Apenas unas horas después del salvaje ataque de la mujer al hombre, los investigadores confirmaron que no era la primera vez que ocurría un hecho similar. En febrero de este año, Spinardi ya había atacado a Palacios quien en aquel entonces fue internado por heridas de arma blanca en el cuerpo.

La fiscal Romina Díaz constató que existía una orden de restricción de acercamiento desde aquel ataque, que la detenida incumplió en las últimas horas para asesinar a la víctima.

Personal de la Comisaría de la Mujer y la Familia intervino este lunes para dar contención a los familiares de Palacios y, fundamentalmente, a la hija de 5 años que la pareja tenía.

Luego del ataque ocurrido en febrero, la pequeña había sido resguardada en el Hogar Scarpati del municipio hasta que se le otorgó la custodia al abuelo materno. En tanto, según revelaron fuentes judiciales, familiares de Palacios contaron a los investigadores que la mujer ya tenía hijos con otras parejas anteriores, pero todos estaba al cuidado de sus padres o de otros familiares, luego de atravesar situaciones de violencia con la imputada.

Compartir
Compartí esta nota