Hoteleros

30 de Julio de 2021 18:53

Crisis en la hotelería: "Dos semanas de vacaciones no ayudan para paliar más de nueve meses de cierre"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto ilustrativa: archivo 0223.

Desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica consideraron que el balance económico del primer receso invernal en tiempos de Covid-19 es "medianamente positivo" aunque insisten con la importante cantidad de establecimientos cerrados.

La Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata trazó un balance "medianamente positivo" del impacto económico que dejan estas vacaciones de invierno aunque insistieron con la crisis que arrastra el sector a raíz de la pandemia del Covid-19 así como también advirtieron por el importante número de establecimientos que siguen con sus puertas cerradas por la falta de recursos.

"La verdad es que dos semanas de vacaciones no nos ayudan ni sirven para paliar nueve meses de cierre, una mala temporada de verano y una postemporada que también fue mala, con cortes de circulación que nos dejaron sin huéspedes porque si no hay viajes, no hay pasajeros. Pero dentro de todo nos pone contentos volver a trabajar", planteó Jesús Osorno, ante la consulta de 0223.

El referente del sector reconoció que volver a estar en actividad es una "caricia al alma" pero al mismo tiempo sostuvo que "no soluciona todos los problemas" que persisten para un gran número de empresarios. "Preocupa lo que viene después de esto pero creo que el balance de estas vacaciones es medianamente positivo", consideró.

El responsable de la asociación se diferenció de la expectativa que habían manifestado diferentes voces en la gastronomía y dijo que este fin de semana no tendrá el mismo movimiento del último al tener en cuenta que "tradicionalmente el cierre del receso no suele ser el mejor" en términos turísticos.

Osorno recordó que Mar del Plata arrancó estas vacaciones solamente con 14 mil plazas hoteles operativas, cuando la disponibilidad suele rondar en las 55 mil camas. "Esos son los números que nos informaron en el Ente de Turismo. Y supongamos que ese número haya subido en unas 3 o 4 mil plazas pero igual se nota la caída", comparó.

"Teniendo en cuenta esas plazas, con la gente que vino estuvimos la primera semana con un promedio de ocupación del 45 por ciento que subió hacia el fin de semana en un 50 o un 55 por ciento. Todo depende también de la categoría y la zona del hotel: claramente se llena de mayor a menor", comentó.