Dolores

21 de Agosto de 2021 14:46

En el 204º aniversario de Dolores se homenajeó al excombatiente Gustavo García Cuerva

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Etchevarren en el acto en honor al excombatiente nacido en Dolores, Gustavo Argentino García Cuerva.

En el acto conmemorativo por un nuevo aniversario de la fundación de Dolores, sobre laintersección de la ruta 63 y calle Belgrano, se homenajeó al mayor Gustavo Argentino García Cuerva, héroe de la guerra de Malvinas.

Se conmemoró el 204º aniversario de la fundación de Dolores con un acto en la intersección de la ruta 63 y calle Belgrano donde se homenajeó al excombatiente Gustavo Argentino García Cuerva, héroe de la guerra de Malvinas.

Para tal evento se instauró en ese lugar una aeronave Mirage, en un trabajo que estuvo a cargo uno de los jefes de proyectos de la Fuerza Área, Ezequiel Rubén Martel Barcia y personal técnico que llevó a cabo la puesta en valor de avión de combate.

Del acto fue parte la familia del expiloto, su madre Isabel Magdalena Calabrese, sus hermanos María Cristina, Alejandro y Martín, su esposa Liliana Raquel Franco de García Cuerva y sus hijos Liliana Isabel, Federico Gustavo y Leonardo Matías.

El intendente Etchevarren junto a Isabel Magdalena Calabrese, madre de García Cuerva.

Participaron además el intendente municipal Camilo Etchevarre, el Comandante de Adiestramiento y Alistamiento, Brigadier Mayor Oscar Emilio Palumbo, el Secretario General del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier Fernando Luis Mengo, el Brigadier Mayor Retirado Veterano de Guerra de Malvinas, Carlos Eduardo Perona, en representación de la Sexta Brigada Aérea el Jefe del Grupo 6 de Caza Vicecomodoro, Jerónimo Martín Rodríguez Senes.

Tras la entonación de las estrofas del himno nacional argentino se realizó una descripción de la vida de García Cuerva, nacido el 28 de febrero de 1946 en Dolores, de dónde son oriundos sus padres. El militar creció en su hogar de la calle Buenos Aires 810 y luego por motivos de trabajo de su padre se trasladó a la ciudad de Banfield y más tarde a Río Turbio, en la provincia de
Santa Cruz.

Instantánrea del reconocimiento histórico para el excombatiente García Cuerva en el aniversario 204 de Dolores.

En 1965 ingresó a la Escuela de Aviación Militar en la provincia de Córdoba, formando parte de la promoción número 35. Como Cadete de III año en esa escuela completó el curso de “piloto de planeador” y al año próximo inició su instrucción en el curso de Aviador Militar en Aeronaves B-45 Mentor y Morane-Saulnier Paris, una de las aspiraciones más grandes que un joven cadete de la Escuela de Aviación Militar puede tener.

Una vez egresado con el grado de Alférez y alcanzado el Brevet de Aviador Militar y después de su paso por diferentes unidades, finalmente alcanzó la máxima aspiración de un piloto de caza en la Fuerza Aérea: su pase al Escuadrón 1 de Caza-Interceptora en la VIII Brigada Aérea en José C. Paz provincia de Buenos Aires.

En abril de 1982 García Cuerva se alistó y preparó para cumplir con la exigencia máxima de su vocación al participar de la guerra de Malvinas, desarrollando acciones que lo llevaron a ser reconocido como “Héroe de la Nación Argentina” por el Congreso de la República vía la Ley 24.950.

El avión Mirage cedido por la Fuerza Aérea situado en la zona dolorense de ruta 63 y calle Belgrano.

En su segunda salida en la guerra García Cuerva participó de la primera vez que aviones argentinos y británicos combatieron cara a cara en combate aire-aire.

En una de las maniobras realizadas durante un largo tiempo contra el enemigo, García Cuerva con un nivel de combustible que ya no le permitía volver a Río Gallegos, decidió realizar una maniobra que había sido discutida previamente en su escuadrón: intentar aterrizar en la pista de Stanley, lo cual era posible debido a su alto grado de adiestramiento y habilidad en el sistema.

En ese momento, al aplicar el procedimiento de eyección de toda carga externa para logar la mejor configuración de su aeronave para aterrizar en Malvinas, baterías antiaéreas abrieron fuego derribando el M-III del capitán, quedando sus restos en la zona del mar cercano al aeródromo de Stanley.

Para el cierre de acto los excombatientes dolorenses de Malvinas colocaron una ofrenda floral y a continuación se realizó un minuto de silencio, con trompa y tambor, y el paso de tres aviones Pampa.

El paso de los aviones Pampa por Dolores en homenaje a García Cuerva.

Finalmente hizo uso de la palabra el Jefe del Proyecto Mirage, Ezequiel Martel Barcia (hijo de Rubén Héctor Martel, compañero de promoción de García Cuerva y también caído en la Guerra de Malvinas, piloteando un C-130), quien destacó la trayectoria de García Cuerva.

El intendente Etchevarren procedió a firmar el comodato por la entrega de la Fuerza Aérea Argentina de la Aeronave Mirage M-III EA Matrícula Indian 004 que se instaló en uno de los accesos a la ciudad.

Compartir
Compartí esta nota