Presencialidad educativa

26 de Agosto de 2021 18:10

Las escuelas volverán a tener "presencialidad plena"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
A partir del 1º de septiembre se acortará el distanciamiento en las aulas. Foto: 0223.

Será a partir del 1º de septiembre. En los espacios en los que no se pueda mantener una distancia de 90 centímetros se podrá reducir a 50 centímetros.

El Consejo Federal de Educación aprobó este jueves la propuesta para regresar a la "presencialidad plena" en las escuelas a partir del próximo 1 de septiembre.

El esquema regirá con protocolos que incluyen una distancia de 90 centímetros en las aulas, utilización obligatoria de barbijos, ventilación y otras medidas de cuidado.

Asimismo, podrá establecerse una distancia mínima entre alumnos de 50 centímetros en aquellas escuelas en las que resulte imposible aplicar el rango de 90 centímetros para sostener la asistencia total de los estudiantes.

Según manifestó el ministro de la Nación, Nicolás Trotta, en esos casos de aulas poco espaciosas, las escuelas deberán aplicar medidas preventivas adicionales, como los testeos a los estudiantes y el uso de medidores de dióxido de carbono, entre otras.

En conferencia de prensa, Trotta señaló que "cada una de las jurisdicciones va a poder determinar la progresividad" de las medidas aprobadas por el Consejo Federal de Educación para retornar a la presencialidad total en las aulas.

En el caso de detectar casos positivos se procederá a suspender las clases presenciales en el aula específica y a aislar preventivamente a estudiantes y docentes que hayan estado en contacto estrecho.

Las tres condiciones de la "presencialidad plena"

Condición óptima: se producirá en el caso de que las escuelas puedan asegurar la presencialidad completa manteniendo un distanciamiento físico de 1,5 metros entre estudiantes, sin dejar de ventilar, asegurar el uso de mascarillas y la higiene de manos.

Condición admisible: en el caso de que no sea posible asegurar el distanciamiento de 1,5 metros para una presencialidad plena, se tomará una distancia física de 90 centímetros entre estudiantes en las aulas, manteniendo el requerimiento de dos metros en los espacios comunes y con el cuerpo docente.

Excepciones: solo en el caso de que no sea posible mantener un distanciamiento físico de 90 centímetros entre estudiantes, se podrá mantener una distancia menor; y las excepciones podrán aplicarse en contextos de bajo riesgo epidemiológico y con adecuada cobertura de vacunación en la población.