Tandil

30 de Agosto de 2021 18:16

Impidió el robo de un menor y dos años después lo golpearon brutalmente

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Así le quedó el rostro al empresario tandilense atacado en la calle. (Foto lavozdetandil.com.ar)

El propietario de una reconocida rotisería de Tandil fue atacado salvajemente por un grupo de cuatro personas, entre las que identificó a un joven que había intentado robarle hace dos años.

Un violento episodio tuvo lugar en Tandil este fin de semana, con el propietario de una reconocida rotisería de esa ciudad que fue atacado salvajemente por un grupo de cuatro personas minutos después de salir de su trabajo.

El comerciante, identificado como Mauricio Luján, sufrió heridas de consideración, quedó momentáneamente impedido de trabajar y tendrá que hacerse estudios médicos para tener precisiones sobre la gravedad de las lesiones.

El hecho tuvo lugar a última hora del sábado pasado, cuando en la zona de calles Ugarte y Dinamarca el hombre fue abordado por los citados sujetos que lo terminaron por golpear violentamente. Luján denunció incluso que uno de ellos quiso apuñalarlo.

En diálogo con radio Voz FM 106.9, el comerciante contó que iba viendo el celular cuando frenó un auto de donde se bajó inicialmente una persona. "Yo pensé que me iban a robar, pero cuando se acerca el primer sujeto me dice 'vos me conocés hijo de puta' y me tiró tres puntazos, a matar. Luego se bajaron tres tipos a limpiarme. Le pegué a uno y le saqué la cuchilla, pero me agarraron y me patearon en las costillas. Ahí me aflojé", relató.

En esa línea Luján contó que en un momento agarró del ojo a uno de los atacantes y admitió: "Pensé que se lo sacaba e iba a tener problemas. Es horrible lo que digo, pero se lo tendría que haber sacado", argumentó.

"Decían 'voltealo que lo limpiamos', pero no me pudieron tirar nunca", detalló Luján. (Foto eldiariodetandil.com) 

"Esto arrancó hace dos años aproximadamente. Este chico me robó, lo agarré y lo tuve hasta que llegó la Policía, pero era menor. Lo cruzó siempre, vive cerca de lo de mi suegra, siempre solo, agacha la cabeza  y sigue", describió el comerciante sobre una de las personas que lo agredió.

Respecto al accionar policial, Luján no anduvo con vueltas y sentenció: "Dejó mucho que desear. Llegó la patrulla y se quedaron esperando que yo no me vaya, en lugar de ir a buscar el auto. Te da mucha impotencia", relató. El hecho es investigado por la comisaría tercera.

El empresario tandilense contó que en las últimas horas recibió amenazas por las redes sociales: "Ahora iré a la Fiscalía y seguiré haciendo las cosas por la ley. Y si tengo que ir a ver políticos, lo haré. Porque si no me cuida la Justicia, me tendré que cuidar solo. Me quiero sentir un ciudadano protegido", expresó.

 

Compartir
Compartí esta nota