El dólar “canuto” ¿es una inversión confiable?

Es una de las prácticas habituales a la hora de ahorrar -los que pueden- entre los argentinos. Te contamos algunos puntos a tener en cuenta.  

Qué tener en cuenta a la hora de guardar dólares bajo el colchón.

Cuáles son los riesgos de guardar los dólares bajo el colchón.

Sabemos que una práctica de ahorro habitual entre los argentinos es el famoso “dólar colchón”. ¿Es recomendable? Acá te contamos sus contras o al menos qué deberías tener en cuenta a la hora de elegir esta forma de ahorro.

En principio se tiende a pensar que al comprar dólares estamos refugiando el valor de nuestros ahorros en pesos y, además, ganando si la cotización emprende un recorrido alcista.

En tiempos de límites impuestos por el gobierno para la compra de dólar legal, es habitual el florecimiento del mercado ilegal y la compra casi compulsiva -de quienes pueden hacerlo- en vistas de una posible devaluación.

En algunos casos la compra de dólar se realiza para hacer un movimiento de “rulo”: comprar oficial para vender a cotización dólar blue y hacernos de pesos para afrontar los gastos habituales. En ese simple movimiento se obtiene una ganancia por diferencia de valores.

Pero no siempre este es el objetivo. A lo largo de los años y tras las sucesivas crisis que han ido erosionando el poder adquisitivo, el valor del peso y la credibilidad en las instituciones, el dólar se ha vuelto una forma de ahorro en el largo plazo. Por eso la práctica del “dólar canuto” es muy habitual, aún con los riesgos que hoy implica tener dólares “escondidos”.

Más allá de la inseguridad, existen dos puntos que vale la pena considerar:

 

Deterioro de los billetes

Elegir lugares donde pueda predominar la humedad ambiente, donde exista la posible presencia de insectos o roedores o freezers, no son buenas opciones. Debemos considerar que si los billetes sufren daño nos enfrentaremos a una reducción de su valor en hasta un 25% al momento de concurrir a cambiarlos en bancos o casas de cambio. La comisión que se cobra resulta entonces, un dato no menor.

 

Inflación

Mientras que en Argentina ya no nos espanta (aunque sí nos preocupa) también es un fenómeno -en otra medida- en los distintos países.

Lo cierto es que, la inflación anual en Estados Unidos se mantuvo en julio en el 5,4 %, siendo la más alta desde agosto de 2008, sustentada por la subida de los sueldos, los subsidios otorgados por el gobierno norteamericano, la creación de empleo y el gasto de los consumidores entre otros factores. Todo ello como respuesta a las inyecciones de billones de dólares por parte del Gobierno para paliar la crisis de la pandemia.

La Reserva Federal y el Gobierno del presidente Joe Biden han indicado que debería tratarse de un fenómeno transitorio al tiempo que se recupera la economía de uno de los países más fuertes y estables del mundo.

Pero mientras esto sucede en el país del norte, quienes conservan sus ahorros “bajo el colchón” no hacen más que observar cómo esos billetes pierden, día a día, capacidad de compra. Con ello las consultas sobre opciones de inversión conservadoras, de bajo riesgo, tasa moderada, pero con constancia de retorno, han aumentado en los últimos meses.

Quienes guardan sus dólares bajo el colchón ven como los billetes pierden valor día a día.

 

Inversiones seguras  de bajo riesgo

Inversión inmobiliaria en pozo:

Frente a las distintas disparadas que suele evidenciar el dólar y sumado a la ausencia de alternativas de inversión en pesos, resulta atractiva y segura la alternativa de proyectos inmobiliarios en pozo dentro del mercado local.

Disponer de esos “dólares canuto” para una operación inmobilaria implica darles un destino de rentabilidad y además poder proyectar la salida ordenada de fondos. Abonando cuotas en pesos se adquiere un producto dolarizado, como son los inmuebles, que se revalorizan al finalizar el proyecto.

Una vez concluida la obra y entregada la propiedad, la ganancia que puede arrojar esta inversión ronda el 20%.

Invertir de esta manera en el sector inmobiliario permite beneficiarse del desdoblamiento cambiario, invertir en pesos y adquirir una propiedad valuada en dólares que podrá ser vendida a un valor considerablemente superior al invertido inicialmente.

 

Inversiones inmobiliarias en pozo en Argentina resultan una inversión segura y rentable.

Inversiones financieras

Dentro de esas características se enmarcan los plazos fijos en dólares, compra de bonos del tesoro de EEUU o bonos de empresas reconocidas como Ford, Gol o Pemex. En estos casos, los instrumentos representan bajo riesgo, devolución de capital al vencimiento, retornos seguros y constantes y tasas de rentabilidad que oscilan entre 1.5% hasta 8% anual en dólares según el monto y plazo a colocar.

Si bien el miedo a invertir es normal existen alternativas de corto plazo acordes al perfil de cada inversor que pueden dar seguridad al ahorro, retornos en dólares y despedir, de esa forma, al tradicional pero polemizado, canuto  bajo el colchón.

 

Plazos fijos y bonos tienen una rentabilidad de hasta un 8% anual en dólares.

Comentarios de usuarios de Facebook