Elecciones 2021

13 de Septiembre de 2021 01:02

Un golpe en las Paso y una esperanza para las generales

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Raverta y Sívori hablaron luego de que se consolidara el triunfo de Juntos.

El búnker Frente de Todos no tuvo el color acostumbrado. Pese a la amplia derrota se esperanzan por repetir la remontada de 2019. 

Esta vez no hubo multitudes. Tampoco el clásico merchandising de las figuras icónicas del peronismo. La ausencia del clásico ritual y clima festivo que hasta antes de la pandemia de coronavirus solía rodear cualquier búnker del Frente de Todos era un símbolo del resultado electoral que se conocería poco después. La derrota por más de 20 puntos ante el oficialismo fue inesperada y sólo le permite al Frente de Todos aferrarse a la esperanza de que se replique el mismo escenario que ocurrió en 2019 cuando la fuerza creció más de 10 puntos de las Paso a las generales. 

El hall del hotel Riviera del centro de Mar del Plata fue epicentro del punto de encuentro de los principales dirigentes del Frente de Todos. A partir de las 19 comenzaron a acercarse algunos concejales. Mientras en el búnker de Juntos ya adelantaban una tendencia favorable, en el Frente de Todos pedían cautela y se mantenían expectantes a la espera de las primeras cifras oficiales.

Pasadas las 20, la titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, llegó al establecimiento hotelero de Belgrano al 2100 para seguir de cerca el conteo de la jornada con Virginia Sívori.

Durante la campaña electoral, la primera mujer en encabezar una lista legislativa en el kirchnerismo marplatense se había transformado en la delegada de Provincia y Nación para presentar cuanto fondo o plan bajaran a General Pueyrredon. Su profesión de economista y su figura como presidenta de la comisión de Hacienda no pudieron hacerle fuerza al perfil "productivo" que ofreció durante toda su gestión el precandidato oficialista, Fernando Muro.

La tendencia "irreversible" que comenzó a trascender pasadas las 22 expulsó a los dirigentes del Frente de Todos al hall del hotel para enfrenar a la prensa. La primera en tomar el micrófono fue Raverta, que con mucha cintura política, reconoció la derrota electoral en manos de la fórmula de Juntos.

El discurso de la noche que brindaron Raverta y Sívori estuvo atravesado por la revalidación de los votos que el Frente de Todos había obtenido en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del 2019. A pesar del resultado desfavorable, ambas confían en repetir el escenario de las elecciones generales en las que la titular de la Anses sumó 11 puntos para achicar los números del escrutinio.

"Nuestra fuerza política obtuvo el mismo resultado electoral. La misma cantidad nos eligió igual que en las Paso del 2019. Estamos muy contentos con el resultado de esta elección. Esto expresa la voluntad de seguir acompañándonos y abrir un camino de crecimiento tal cual lo hicimos en 2019 para crecer y que nuestra fuerza política crezca en cantidad de votos hasta las generales de noviembre", sostuvo Raverta.

Sívori, por su parte, se mostró confiada de consolidar su fórmula de cara a los próximos comicios. "Estas elecciones nos dan una claridad. Creemos que vamos a consolidar la fuerza, nuestro equipo viene creciendo elección tras elección. Muchos vecinos se van a interesar en nuestra fuerza", señaló.

Los cálidos aplausos de cierre que se suscitaron al término de sus palabras dejaban entrever el resultado de la contienda que tuvo un sabor amargo para dirigentes y militantes. Consciente de eso, Raverta tuvo una última frase para mantener vivo el espíritu de la militancia de cara a las generales de noviembre: "Tenemos todo para crecer".