Mar del plata

7 de Septiembre de 2021 10:24

Chicos de la secundaria 5 piden un transporte público para poder llegar a la escuela

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La comunidad educativa realiza gestiones desde 2019 para que se disponga de un transporte público que les permita llegar a la escuela.

Se trata de un establecimiento ubicado en el límite de los Partidos de General Pueyrredon y Balcarce, al que concurren 145 chicos. Advierten que las dificultades para llegar hacen que muchos terminen dejando los estudios.

Un importante grupo de familias de los Partidos de General Pueyrredon y de Balcarce que forman parte de la comunidad educativa de la Escuela de Educación Secundaria 5 alertaron que la falta de transporte escolar rural o transporte público con boleto estudiantil perjudica y, en muchos casos, hasta impide a los chicos llegar al colegio. Se trata de un establecimiento ubicado en Villa Laguna Brava, en el kilómetro 38 de la ruta 226, justo en el límite de los dos distritos y articula con la primaria 8.

En total concurren 145 estudiantes pero la falta de un medio de transporte público perjudica al 40% de la matrícula y temen que en el corto plazo muchos abandonen sus estudios por esta situación. Así lo denunciaron Eleonora Foresi y María José González, madres referentes de cada uno de los grupos afectados, y que desde 2019 realizan gestiones para que se disponga de un transporte para la zona. Si bien todo indicaba que las diligencias avanzaban a buen ritmo -los Inspectores Jefes Distritales Mario Di Iorio (Balcarce) y Diego Reinante (Mar del Plata) firmaron un aval conjunto para solicitar transporte escolar rural para 64 familias, 33 pertenecientes al Partido de General Pueyrredon y  31 familias de Balcarce-, todo quedó paralizado con el inicio de la cuarentena.   

El establecimiento articula con la primaria 8 y asisten 145 chicos.

Lejos de abandonar los reclamos, los padres de los chicos profundizaron el pedido, sobre todo, luego de que se dispusiera la presencialidad plena con jornada extendida. “Las gestiones han avanzado, según se entiende, hasta el área de transporte de la Dirección de Consejos Escolares, a cargo de Mauricio Regui, y sólo falta la firma de un funcionario”, explicó Foresi, quien hizo hincapié en que, incluso, había un oferente interesado en brindar el servicio.

Mientras tanto, que los alumnos concurran al colegio depende la organización de los padres, que se turnan para llevarlos en sus autos particulares, con el consecuente gasto de combustible, a lo que se suma el pago del peaje, un total de 350 pesos semanales. En otros casos, llegan en transportes escolares privados, que tienen un costo mensual de entre 7 mil y 8 mil pesos.

Desde la comunidad educativa remarcaron que el funcionamiento de la escuela en ese punto es central porque concentra a chicos de la zona que no consiguen vacantes en otras escuelas. En ese marco, se mostraron preocupados ante la posibilidad de que, impedidos de llegar, los chicos abandonen sus estudios y eso derive en el cierre del establecimiento, que funciona en un edificio nuevo situado en un sector declarado Paisaje Protegido en 2019 por la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.