Un proyecto educativo marplatense que forma líderes para el mundo | 0223

Un proyecto educativo marplatense que forma líderes para el mundo

El Modelo de Naciones Unidas Regional (Monur), organizado por el Instituto Juvenilia, se realiza del 24 al 26 de octubre en la Universidad Atlántida de Mar del Plata.

El Monur tendrá una nueva edición entre el 24 y 26 de octubre.

26 de Octubre de 2022 15:02

Por Redacción 0223

PARA 0223

El Modelo de Naciones Unidas Regional (Monur), organizado por el Instituto Juvenilia, que en sus nueve ediciones anteriores congregó a más de 1.000 alumnos de establecimientos públicos y privados tendrá una nueva edición del 24 al 26 de octubre en la Universidad Atlántica de Mar del Plata.

María de las Mercedes Sisterna es abogada de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Magister en Derecho Empresario de la Universidad Austral, autora de numerosas publicaciones jurídicas y actual representante legal y directora Institucional del Instituto Juvenilia. Junto a Luciana Scherbarth, directora del  Instituto de Estudios de Género y Diversidad del Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Mar del Plata, pusieron en marcha este proyecto que detallan a continuación. 

-¿Qué es un Modelo de Naciones Unidas?

-Un Modelo de Naciones Unidas es un proyecto de educación no convencional, alternativo y optativo, en el cual se lleva a cabo un simulacro de los distintos organismos que componen las Naciones Unidas. Los y las participantes de Nivel Secundario y Universitario abordan problemáticas reales y actuales de la esfera internacional. Asumiendo el rol de verdaderos/as diplomáticos/as, buscan arribar a soluciones consensuadas a través del debate jurídico argumentado.

-¿Cómo nació Monur?

-Monur nació hace 9 años, ambas éramos estudiantes de Derecho y brindábamos capacitaciones a los alumnos de Juvenilia (Institución organizadora), que participaban en modelos de ONU en la Ciudad de Buenos Aires. En ese momento, notamos que todos los simulacros tenían sede en esa ciudad y por lo tanto buscamos descentralizar este tipo de iniciativas, para que los jóvenes del resto del país pudieran vivenciar esta enriquecedora experiencia, convencidas de que el intercambio social, cultural y educativo es una poderosa herramienta de transformación.

Gracias al apoyo del Instituto Juvenilia logramos llevar a cabo este proyecto que hoy se encuentra rumbo a su décimo aniversario.

Más de 1000 alumnos pasaron por las nueve ediciones del Monur.

-¿Quiénes participan en Monur?

-La representación es muy diversa. En nuestro Modelo han participado más de 1000 jóvenes de Instituciones de gestión pública y privada de todo el país, e incluso de distintos países de Latinoamérica.

Los asistentes desempeñan diferentes funciones, en carácter de delegados/as, autoridades de comité, ujieres, prensa, jurados y logística. Es decir, Monur está conformado íntegramente por jóvenes que a lo largo de los años han generado un sentido de pertenencia tal, que viven este proyecto como propio.

Monur ha dejado una impronta tan significativa en ellos y ellas, que incluso ha determinado, vocaciones y lo que es aun más importante, ha contribuido a formar líderes conscientes con educación emocional.

-¿Qué instituciones acompañan a Monur?

-Contamos con declaraciones de interés del HCD del Partido de General Pueyrredon y del Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Trabajamos en conjunto con la Universidad Atlántida, sede del Modelo de los últimos cinco años. La Universidad no sólo pone a disposición durante los tres días del simulacro sus instalaciones, sino que además colabora con toda la logística de la organización y con la participación de sus docentes y estudiantes avanzados en carácter de jurados.

La Universidad Austral es un aliado estratégico con quienes hemos celebrado un convenio de cooperación académica.

Además, poseemos un acuerdo de colaboración con la Asociación UNA-COLOMBIA, organizadora de COLMUN. Esta alianza ha permitido que los ganadores de todo el Modelo, representen a su ciudad y a nuestro país en COLMUN, un Modelo Internacional que se desarrolla en Bogotá.

-¿Qué aporta Monur a la juventud?

-Si tuviéramos que definir que plus tiene Monur con respecto al resto de los simulacros de ONU, es que nuestro Modelo genera un espacio de diálogo y reflexión.

Los modelos de ONU en general son sumamente enriquecedores desde el ámbito académico, ya que implican el aprendizaje de otras culturas y realidades complejas del globo, pero creemos que Monur permite a su vez, la articulación interpersonal y el autoconocimiento.  Para nosotras como organizadoras es fundamental el desarrollo de la inteligencia emocional de los participantes. El fomento de la empatía, el respeto a un otro u otra, el entendimiento desde la diferencia, la identificación de las propias debilidades y fortalezas, y el fomento en general de las habilidades blandas, son la esencia de Monur.

-Entonces no es solo un proyecto con finalidades académicas.

-No por supuesto que no. Como te decíamos anteriormente, lo realmente enriquecedor y revolucionario de esta iniciativa, es que, al tomar contacto con realidades complejas, muchas veces desconocidas, los participantes logran identificarse con las problemáticas comunes de la sociedad, reflexionando y generando así, una empatía colectiva.

Confiamos en que la sucesión de los diversos aprendizajes deja una huella. Esa huella fue la causa motivacional de la creación de Monur. Como formadores, queríamos hacer mella en las próximas generaciones y creemos que lo hemos logrado.

Entendemos que lo importante es eso, trasmitirle a los jóvenes que las ideas nos trascienden, que con responsabilidad y esfuerzo los sueños se convierten en proyectos reales y que cada uno/a, de la forma en que lo añore, lo desee y lo impulse, puede ser el cambio que quiere ver en el mundo.