Con el corazón, Quilmes lo ganó en el suplementario | 0223

Con el corazón, Quilmes lo ganó en el suplementario

El "tricolor" vuelve de la gira con un valioso triunfo por 93 a 88 sobre Zárate Basquet en tiempo extra. Descomunal partido de Tomás Nally (22 puntos y 19 rebotes) y Ezequiel Dupuy (goleador con 23). 

Quilmes pisó fuerte en Zárate y se trajo un triunfo muy importante. (Foto archivo)

14 de Noviembre de 2022 23:06

Por Redacción 0223

PARA 0223

Era el partido que necesitaba Quilmes para cortar con las dos derrotas seguidas, en una noche ajustada, donde un error podía costar caro, no se amedrentó, jugó mejor el suplementario y se quedó con un triunfo importante sobre Zárate Básquet por 83 a 88 para estirar a 5-2 su récord en la Liga Argentina. El "cervecero" lo ganó en la pintura con Nally (22 puntos y 19 rebotes) y en el perímetro con Dupuy (23, con 4 triples).

Estadísticas completas

El cierre de la gira fue inmejorable. Salió a buscarlo Quilmes y dominó el primer cuarto apoyado en el trabajo de Cequeira en la conducción y la mano de Dupuy para lastimar de afuera. Era todo del conjunto de Luis Fernández que también golpeó bajo las tablas con Nally, pero no le alcanzó para tomar una distancia más tranquilizadora y apenas se lo llevó por 6: 22-16. No poder alejarse en el cuarto inicial, dejó en juego a Zárate que empezó a acertar desde lejos y se puso en partido, equilibró el desarrollo y el tablero, hasta irse al descanso largo con todo igualado en 36.

Al regreso del vestuario, Quilmes empezó de nuevo, movió la pelota, lastimó desde afuera y sacó 13 puntos que parecían encaminar un partido que, hasta ahí, era trabado. Sin embargo, Zárate renació nuevamente, encontró puntos en distintas manos, acertó tiros claves para mantenerse con vida y puso un parcial de 10-0 que lo dejó abajo sólo por 1 (58-59) de cara a los 10' finales. Como suele pasar en la recta final, bajaron los porcentajes y ninguno lograba despegar. Casi se le escapa al "tricolor", pero Nally (la figura de la noche), marcó la igualdad que llevó al tiempo extra.

Con el corazón, Quilmes aguantó los embates de Zárate, no se dejó llevar por delante y se apoyó en la experiencia de "Goyo" Eseverri, que agarró la pelota en los momentos calientes, no le tembló la mano y empezó a encaminar el triunfo que lo selló definitivamente Ezequiel Dupuy (otro punto altísimo) desde la línea, para un triunfo clave del "cervecero" fuera de casa, antes del regreso al Polideportivo "Islas Malvinas", el jueves frente a Villa Mitre de Bahía Blanca.