Escándalo: acusan a Balenciaga de pornografía infantil por las fotos de su última campaña navideña | 0223

Escándalo: acusan a Balenciaga de pornografía infantil por las fotos de su última campaña navideña

Las imágenes de la polémica temporada mostraban a niños con carteras de la marca en forma de osos de peluche, con accesorios sadomasoquistas. Horas después del lanzamiento, la marca retiró la campaña y pidió disculpas 

26 de Noviembre de 2022 16:27

Por Redacción 0223

PARA 0223

La firma de lujo española Balenciaga, una de las más nombradas en el último tiempo, es sinónimo de polémica. Bajo la dirección de Demna Gvasalia, sus lanzamientos generan polémica, desde zapatillas sucias y suéters rotos hasta carteras que parecen bolsos de basura. Ahora, la marca se vio envuelta en un nuevo escándalo que involucra denuncias por pornografía infantil.

En las últimas horas, se viralizaron en las redes sociales (luego de ser publicadas en el perfil oficial de la firma en Instagram) imágenes de la nueva y polémica campaña navideña de Balenciaga protagonizada por niños. Las fotos, que el director creativo también compartió en redes, mostraban a nenas y nenes rodeados de accesorios de la marca posando junto a “osos de peluche”.

En realidad, estos muñecos son bolsos de la colección primavera-verano 2023 y, si se mira de cerca, se puede ver que llevan accesorios como cadenas, arneses y elementos que remiten a la estética sadomasoquista o al bondage.

Al mismo tiempo, la marca compartió en paralelo en sus historias un adelanto de su nueva cartera en colaboración con Adidas. Detrás de la pieza, se podían ver papeles en los que se lee parte del un fallo de la corte suprema de Estados Unidos que ratificó la ley Protect, una ley federal que penaliza la publicidad, promoción, presentación o distribución de pornografía infantil en el país.

Luego de que el escándalo saliera a la luz, la firma retiró de todas las plataformas las fotografías de estas dos campañas e hizo uso de las historias de Instagram para pedir perdón a la comunidad. “Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña navideña”, decía el comunicado. “Nuestros bolsos de oso de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos eliminado inmediatamente la campaña de todas las plataformas”.

Además, la marca insistió que la compañía “condena enérgicamente el abuso de niños en cualquier forma” y afirmó que los ejecutivos ya estaban “tomando acciones legales contra las partes responsables de crear el conjunto e incluir artículos no aprobados”.


 

Temas