El Faro de Punta Mogotes, una construcción histórica que se convirtió en un símbolo de memoria

De construcción cilíndrica, hace 128 años se ve en lo alto del barrio Punta Mogotes una figura roja y blanca.

El Faro fue instalado hace 128 años para evitar accidentes de las embarcaciones que navegaban por la zona. Fotos: archivo 0223

1 de Mayo de 2022 17:01

Desde hace 128 años el Faro de Mar del Plata soporta estoico el vaivén de las olas del sur de Mar del Plata, en una porción de playa donada por Jacinto Peralta Ramos. La construcción guía se ordenó en 1890 debido a la peligrosidad que presentaba la zona, ya que es la continuación marina de las sierras de Tandilia y en más de una oportunidad las embarcaciones tenían dificultades al navegar en la zona.

Fue construido en Francia, por la empresa Barbier, Benard y Turenne, traído desarmado y ensamblado por la misma empresa y el constructor Pedro Besozzi e inaugurado el 5 de agosto de 1891. Desde su fundación se encuentra bajo la órbita del Servicio de Hidrografía Naval dependiente de la Armada Argentina (ARA).

Las crónicas de la época dan cuenta de la aparatología avanzada con la que contaba: el primer sistema de iluminación constaba de una lámpara de 5 mechas a nivel constante con luz blanca giratoria de 10 segundos de exposición por minuto.

Durante el año 1916, se habilitó el llamado Faro Sirena que emitía un sonido similar a la bocina de un barco, utilizada principalmente en los días de niebla. El 15 de febrero de 1918, se cambió el aparato óptico luminoso por un sistema automático alimentado a petróleo y 10 años después volvió a cambiar el sistema por un nuevo aparato óptico luminoso automático utilizando gas de acetileno.

En 1939 se instaló en uno de los chalets del predio una radio de comunicaciones, inaugurada como estación radiotelegráfica.

Desde 2014, en el predio del faro funciona el Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos.

Dos décadas más tarde, en las edificaciones linderas al Faro de Punta Mogotes, se inició la instalación de la Escuela complementaria de la Armada “Francisco De Gurruchaga”. Los edificios fueron construidos originalmente para la colonia de vacaciones destinada a hijos del personal de la Armada “Coronel de Marina Tomás Espora”.

La Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (Esim) comenzó a funcionar a partir de enero de 1969, bajo jurisdicción de la Dirección de Instrucción Naval; aunque la institución data del año 1935, cuando inició su actividad como una escuela de instrucción dependiente de la Armada (oficializada en 1961 a partir de un decreto presidencial del por entonces presidente Arturo Frondizi).

Durante la última dictadura cívico-militar, la Esim funcionó como centro clandestino de detención, al mismo tiempo que en sus instalaciones se adoctrinaba a los infantes de marina para combatir en la “lucha contra la subversión”.

En 1997 el Partido de General Pueyrredon designó al Faro como un espacio de interés patrimonial según la Ordenanza Municipal 10.075 y, en marzo del 2015 el Paseo Costero “Arturo Illia” fue declarado como lugar histórico nacional, bajo la Ley 27.127. 

Esto fue posible gracias a que desde septiembre del 2014 funciona en el predio el Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos exEsim. Allí se realizan visitas guiadas para conocer la historia del lugar y su transformación.

Comentarios de usuarios de Facebook