¿Pedimos...?: deliverys advierten que cada vez hay menos trabajo y culpan a la inflación

Repartidores de distintas apps coinciden en que el nivel de actividad cayó en el último mes, como consecuencia de la escalada de precios. "Está todo medio parado", reconocieron, ante la consulta de 0223.  

La caída de la demanda preocupa a los trabajadores. Foto: archivo 0223.

14 de Mayo de 2022 12:36

Por Redacción 0223

PARA 0223

El reparto de comida es otra de las actividades que acusa fuertes golpes mientras se desata la "guerra contra la inflación". Los trabajadores aseguran que cada vez hay menos pedidos, y el bajo termómetro de consumo preocupa, naturalmente, por el impacto que tiene esta repentina caída de consumo en sus propios ingresos.

Algunos marplatenses que realizan delivery para las apps más utilizadas, como “Pedidos Ya” y “Rappi”, coinciden en que la demanda cayó en el transcurso del último mes, a tono con la escalada de precios que afecta a la gastronomía y cualquier rubro.

“Se nota muchísimo que hay menos cantidad de demanda. Hasta mediados de abril, te podría decir que se trabajó bastante bien pero a partir de ahí y, desde mayo, sobre todo, bajó muchísimo”, sostuvo Pablo, de Rappi, ante la consulta de 0223.

El trabajador, incluso, reconoció que la misma tendencia se sostiene los fines de semana, que suelen ser los períodos de mayor consumo. “Esto es algo que venimos charlando entre todos los compañeros. Siempre compartimos para haber si alguien trabajó o no, y entre todos coincidimos en que hay pocos pedidos, que no es la cantidad que había antes”, ratificó.

Diego, otro hombre que trabaja a través de Rappi, también reconoce que “la gente está pidiendo menos comida para llevar” y considera que el escenario laboral permanece “bastante complicado”.

En la ecuación de cada día, al delivery no solo le preocupa el número de los pedidos sino los costos en los combustibles. “Vemos que el panorama esta algo parado hace días, y a nosotros nos pega más con el aumento de nafta”, señala, a partir del ajuste promedio del 11 por ciento en la nafta que se materializó en esta semana.

Sin embargo, Lucas, de Pedidos Ya, considera que se sostiene un buen ritmo de trabajo durante los fines de semana y los días de lluvia aunque advierte la merma en las "últimas dos semanas del mes". "A medida que va pasando el mes, se va sintiendo un poco más la caída en los pedidos. Y lo que también se notó mucho es el aumento en las comidas", apunta.

Los trabajadores también se muestran ansiosos por la actualización de la tarifa que paga la app en concepto de cada reparto, algo que, según dice Diego, no cambia desde hace un mes y se traduce en una pérdida de rentabilidad. “Trabajamos por la misma plata hace bastante y obviamente no cierra”, cuestiona.

“Antes nos pagaban 30 pesos más por noche por pedido. Eso lo sacaron y ahora es el precio normal. Por pedido, el cobro varía entre 90 y 120 pesos. Depende mucho de la distancia. Pero si no es por eso no se paga gran cosa. Hay que estar bastante para generar una moneda”, coincide Lucas.

Este jueves, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) informó que la inflación de abril trepó al 6 por ciento, lo que acumuló una variación interanual del 58 por ciento, el índice más alto en el país en treinta años.

En la región Pampeana, que es uno de los aglomerados donde el organismo contempla a Mar del Plata dentro de los relevamientos oficiales, se constató uno de los principales aumentos en el rubro de “Restaurantes y hoteles”, con el 8,3 por ciento. Se trata de la variación mensual más alta en lo que va del año que acusa este ítem.

 

Comentarios de usuarios de Facebook