Turista colombiano que se alojaba en Batán se tiró desde un puente al río Quequén y murió | 0223

Turista colombiano que se alojaba en Batán se tiró desde un puente al río Quequén y murió

La víctima, de 50 años, se arrojó desde el puente del paraje “Las Cascadas”. El hombre estaba junto a su novia y amigos. El lugar está señalizado con carteles que prohíben bañarse. 

Efectivos de Prefectura Naval fueron los encargados del operativo para recuperar el cuerpo del turista colombiano.

23 de Enero de 2023 08:41

Por Redacción 0223

PARA 0223

Un turista oriundo de Colombia que se encontraba de vacaciones en nuestro país, murió luego de tirarse al río Quequén desde un puente en el paraje “Las Cascadas”. La víctima tenía 50 años y fue identificada como Jhon Freddy García Giraldilla y desde hace un mes se alojaba en Batán.

Su cadáver fue retirado del río Quequén por personal de Prefectura Naval, luego de que el hombre se arrojara para nadar, desde el puente del paraje “Las Cascadas”, ubicado a unos 10 kilómetros de la localidad de Necochea.

Giraldilla estaba junto a su novia, amigos y familiares en “Las Cascadas”, situado en el partido de Necochea, para disfrutar de una jornada de verano. Por diversión se arrojó en varias oportunidades desde el puente que cruza el río en ese lugar, al igual que el resto del grupo. No obstante, la última vez no salió a la superficie y su familia se preocupó y llamó al 911.

Rápidamente, llegaron al lugar personal de Prefectura, el cuerpo de rescate de bomberos, defensa civil y efectivos de la Policía bonaerense.

A los pocos minutos, buzos de la Prefectura que estaban rastrillando el cauce del río hallaron el cuerpo sin signos vitales. El cuerpo fue extraído del agua en conjunto con el personal de Defensa Civil y llevado a tierra firme en una camilla, donde el doctor Pablo Caragianni, jefe del equipo del SAME de Necochea, constató el deceso.

Desde Defensa Civil de Necochea, cuyo titular es Augusto Fulton, se informó que la zona en cuestión cuenta con carteles que indican “prohibido bañarse”. En esa zona, el río cuenta con formaciones de piedra que se elevan para justamente conformar pequeños saltos y pozones, que dan nombre al paraje. Arrojarse del puente es notablemente peligroso.