Habló la chica que mató a su pareja de una puñalada: "Nunca quise lastimarlo" | 0223

Habló la chica que mató a su pareja de una puñalada: "Nunca quise lastimarlo"

En su declaración ante la fiscal, Brenda Tello aseguró que se defendió cuando Alan Yair Salinas empezó a pegarle mientras tenía a su bebé de poco más de un año en brazos. "Él me dio tres piñas en la cabeza, quedé cerca de la mesa y tomé el cuchillo para asustarlo", explicó.  

25 de Enero de 2023 15:54

Por Redacción 0223

PARA 0223

Brenda Tello, la chica de 24 años que está detenida desde el martes por matar de una puñalada a Alan Yair Salinas, declaró a la Justicia que solo intentó defenderse de una golpiza que le propinaba su pareja cuando llegó a su casa del barrio Libertad.

Al ser indagada por la fiscal Andrea Gómez en el palacio de Tribunales, la joven dijo que reaccionó a un violento ataque de Salinas, de 26 años, mientras ella tenía a su bebé, de poco más de un año, en brazos.

"Yo estaba esperando a mi mamá. Él llega agitado. Le pedí que se quedé con el nene y me dijo que se tenía que ir, y entonces yo le dije lo de siempre, que me quería separar y que se tenía que ir de mi casa. Ahí, entonces, él me dijo 'me tenés podrido' y me dio tres piñas en la cabeza", afirmó Tello, según consta en la testimonial de la causa a la que pudo acceder 0223.

A partir de esos golpes, la imputada por el delito de "homicidio agravado por el vínculo" dijo que quedó cerca de una mesa en la que había un cuchillo tipo tramontina. "Yo solo lo empujaba porque encima tenia al bebé que lloraba, y le decía que no me pegara más. Y cuando manoteo lo primero que tenía cerca con la mano libre, él se me abalanza y atinó a querer asustarlo con el cuchillo", explicó.

"Alán empezó a gritar, me dijo que le había dado en el pulmón y se tocaba la parte de abajo del corazón y yo le decía que no. Nunca quise lastimarlo, sino no lo habría acompañado a la salita y todo eso", justificó la acusada, al comparecer ante la fiscal mientras era acompañada por el abogado Mauricio Varela.

Según Tello, un médico de la salita de salud de Ameghino le dijo a Salinas que la herida de arma blanca solo era "superficial" y los derivó al Hospital Interzonal "para constatar que no sea nada". "En el Higa me dijeron que le estaban haciendo una ecografía, que no lo podía ver, pasaron 10 minutos y me llamaron los médicos y me dijeron lo que había pasado", recordó.

"Entré en una crisis de nervios, ya no entendí y no escuché nada más de lo que me dijeron después de eso. Hasta vomité en el hospital", agregó, y sostuvo: "Alán me denigraba y me pegaba siempre, me decía que era una puta y que era una muerta de hambre porque estoy en un plan social y no trabajo".

Brenda Tello dijo que se había conocido con el joven asesinado hace más de tres años, a través de las redes, y que la violencia en la relación se agravó hace cinco meses, a raíz de un problema de consumo de cocaína que padecía la pareja.

"Él iba a dos cuadras de casa a comprar y consumía todos los días a cualquier hora. Cuando consumía todo era peor. Alán trabajaba como techista, en negro, pero la plata que cobraba se la gastaba en su adicción. Yo uso la plata de la asignación para el nene porque él tampoco le daba bolilla", señaló.

Hasta tanto surjan nuevos avances en la instrucción, la fiscal Gómez dispuso que la joven siga alojada en la Unidad Penal Nº50 De Batán para mujeres. En pocas semanas, deberá definir si finalmente pide que permanezca con prisión preventiva en el resto del proceso.