Mar del plata

18 de Diciembre de 2014 12:51

En el mundo del revés, clavás una sombrilla en la orilla y te dicen que está prohibido

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Hartos de discutir, los vecinos de la zona sur le exigen al Municipio que "haga algo" con esos concesionarios que "no permiten tener sombra a quienes no son sus clientes". 

En la zona sur, los vecinos discuten mucho, pero no entre ellos. La pelea, que siempre arranca en verano, es con los balnearios que no los dejan colocar sombrillas y carpitas en la parte pública. Sí, como se lee. En muchas playas de la costa marplatense, los que no alquilan espacio de sombra a un privado –porque no les alcanza o porque sencillamente no quieren- no pueden disfrutar de la sombra en la orilla.

“Molestan la visión de los clientes”, es la explicación que los carperos dan –no sin incomodidad y vergüenza- a marplatenses y turistas “no clientes” que tienen que hacer a un lado a sus paragüitas gigantes. “La entiendo señora, pero mire el cartel. Yo cumplo en avisarle lo que establece el balneario”, es la contestación más escuchada de la temporada y es también el disparador de cientos de entredichos entre los vecinos del barrio Alfar y los concesionarios del sur.

“Las playas son de Peralta Ramos, pero la línea de playa, la orilla, es pública. Por acá, el Municipio hizo un montón de accesos públicos y eso está buenísimo. Pero hay algo que sigue pasando, que no se cambia y que es vergonzoso: no nos permiten poner una sombrilla y encima cada vez dejan menos lugar para los que no alquilamos. Es una locura total. Y como si eso fuera poco, porque es tanta la desidia, ponen carteles prohibiendo algo que no está prohibido”, señaló Karina, una vecina de Alfar.

Según dijo, ella y otros lugareños “denunciaron estas situaciones muchas veces”. “Y siempre pasa lo mismo. Vienen dos inspectores, sacan los carteles, advierten a los balnearios y a lo días todo está como antes. De verdad que es una locura discutir por esto”, razonó la mujer, que espera que el Municipio “tome cartas en el asunto” y de “una buena vez, ponga freno a esos atropellos”.

Y si eso no ocurre en breve, los vecinos están organizados y con ganas de hacer alguna acción más directa. “No nos podemos quedar con los brazos cruzados. Somos del barrio, tenemos derecho a nuestras playas. Vamos todo el año. No puede ser que justo en verano no podamos disfrutar de un espacio y entorno que también es nuestro”, completó Karina.      

 

Compartir
Compartí esta nota