RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

8 de Marzo de 2015 16:17

“Mar del Plata entre todos”, la red de monitoreo ciudadano entra en funciones

Creada por requerimiento del BID, formará un equipo técnico que desde abril próximo examinará las decenas de indicadores de la iniciativa “Ciudades Sostenibles”. Luego de las elecciones, publicará el primer informe.

El último desembarco del Banco Interamericano de Desarrollo en Sudamérica le trajo a Mar del Plata grandes augurios. Si los mismos se transforman en positivos, dependerá de los propios marplatenses, sus autoridades y, desde este 2015 al futuro, de las instituciones de la sociedad civil. Una vez dentro de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (Ices), el BID realiza en cada ciudad seleccionada un estudio de indicadores y establece una reglamentación: la continuidad del monitoreo de esos ítems a cargo de un espacio que no tenga vínculo alguno con los gobiernos de turno.

Con ese objetivo, referentes del ámbito académico, institucional y empresarial se reunieron en octubre de 2014 para lanzar la creación de “Mar del Plata entre todos”. Luego de firmar el acta constitutiva en diciembre de ese año, la organización se propuso conformar, durante el actual mes de marzo, un equipo técnico “reducido pero altamente calificado” que a partir de abril inicie el monitoreo ciudadano en todos los rubros ya registrados por el BID.

Patricio Gerbi, coordinador del programa, y Raúl Horacio Conte, Vicerrector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, se reunieron con 0223 para dialogar al respecto de los inminentes procedimientos en torno a una convocatoria ciudadana que bien podría definir el porvenir de “La Feliz”. 

  • ¿Cuáles son los motivos que han llevado a estas diez organizaciones a formar este espacio ante un desafío de tamaña envergadura?

Es ​la última fase de un trabajo que debía constituir una iniciativa privada para permitir, a las sociedades civiles, seguir con el monitoreo de esos más de 140 indicadores y a partir de allí preparar un informe anual sobre la evolución de cada uno de esos puntos. Es específicamente privada porque no debe tener ningún espacio común con el municipio, ya que en ese sentido tiene que ser totalmente independiente. Por otra parte, tiene que hacer una encuesta de opinión para relevar la percepción que tiene la ciudadanía de estos indicadores. Más allá de la medición objetiva que se hace, en términos numéricos, también habrá que saber como percibe la ciudadanía la calidad de atención en temas sanitarios, de seguridad, de salud, de administración municipal, en temas urbanísticos. Nos juntamos 10 instituciones que lanzamos esto como iniciadores pero lo ideal es que se sumen ONGs que traten cuestiones medio ambientales, u otras que tengan inquietudes en trabajar seriamente, que exista presencia del sector del trabajo, de la CGT o de los sindicatos o bien de empresas privadas que vean la importancia de esto.

  • ¿Hubo requerimientos del BID?

Básicamente conformar un espacio ciudadano que continúe con el monitoreo de sus indicadores. Todo nace a partir de un grupo de instituciones, muchas que han trabajado en su momento en el Plan Estratégico, que siguen algunos ejemplos que tenemos en el país, caso la ciudad de Córdoba, o ejemplos del exterior, como es el de “Medellín como vamos”, en Colombia, que tienen iniciativas similares. Lo que nos ha marcado el BID como una condición sine que non es que todo el equipo de trabajo, desde los integrantes del equipo técnico, más los colaboradores, no tienen que tener ningún vínculo con la municipalidad, ni con las empresas, por una cuestión de asepsia de procedimiento.

  • ¿Cuánto tiempo llevará la conformación del equipo técnico?

En realidad nosotros estamos haciendo un llamado amplio, hemos definido un perfil, lo que el BID llama `términos de referencia´, que marca las características que deben reunir los postulantes. Hay una grilla de calificación para cada uno y después del trabajo de pre-selección quedará una terna que será sometida a consideración del BID para que desde allí se decida quién es la persona que más se adecua al perfil que necesitamos. En el trabajo de analizar los postulantes y terminar de definir la terna, tendrá mucho que ver la participación de la Universidad Nacional de Mar del Plata, de la Universidad CAECE y la Universidad Fasta. Se hará una evaluación tal cual como si fuera un concurso docente para la UNMdP, con la misma rigurosidad y transparencia.

  • Una vez que el BID apruebe la terna, ¿cuándo se iniciarían los monitoreos?

En esta primera etapa contamos con un financiamiento parcial del BID, que se va a ocupar del pago de los honorarios de estos profesionales, el relevamiento de la opinión ciudadana de estos indicadores y la evaluación e impresión del primer informe. Nosotros acompañaremos poniendo las instalaciones, equipamiento informático y la facilitación de diversos procesos. Esperamos que el equipo empiece a trabajar durante el mes de abril y que lo haga durante todo el 2015. Al ser un año electoral, entendemos que la información que vayamos encontrando la vamos a salvaguardar hasta después de las elecciones generales.

  • ¿Qué alcance tendrá la encuesta que deberán realizar en paralelo?

Estimamos que llegará a las 2.000 personas de diversos puntos de la ciudad. Creemos que con ayuda de los estudiantes universitarios se podrá hacer presencial, al estilo de la Encuesta Permanente de Hogares que se hace para determinar el grado de desocupación de la ciudad. La ventaja que tenemos es la presencia de las tres universidades que tienen observatorios de lo que sucede en la ciudad y están acostumbrados a medir datos concretos.

  • Pareciera una suerte de relanzamiento de la iniciativa del BID

El BID lo que observa es la tendencia de concentrar la población en las ciudades, que por ese aluvión tienden a desbordarse y no ofrecer servicios suficientes, entonces selecciona las localidades que tienen aún una dimensión manejable, analizan su infraestructura, en términos físicos y de salud, sanitarios, de políticas de medio ambiente, y a partir de ahí realiza estas recomendaciones de acciones a tomar. Lo que nosotros vamos hacer es un seguimiento para que este tema de los indicadores no se muera, que se mantenga en el tiempo. Tenderemos a generar información que sea accesible para todo el público y que pueda ordenar el debate y establecer prioridades. En vez de presentar argumentos cualitativos analizar argumentos cuantitativos, ¿qué cantidad de población está sin cloacas?, ¿qué consumo de agua tenemos por habitante?, ¿cuál es el horizonte del acuífero?, ¿cuántos años de presión de agua tenemos asegurada?, ¿qué se puede hacer para extender ese límite?.

  • ¿Establecieron algún parámetro para que este monitoreo genere buenos resultados?

​​​Tenemos el compromiso de que este sea un espacio apolítico dentro de lo político que pueda hacer. Ni partidario, ni propositivo, porque nosotros no vamos a proponer nada, no será un espacio tampoco deliberativo, porque no vamos a debatir nada ahí adentro. Esto no será patrimonio de nadie, ni siquiera de las instituciones que lo formamos. Intentamos poner algo en marcha que después habrá que sostener en el tiempo porque el año que viene los vamos a tener que financiar los marplatenses. Esto va a ganar valor en el tiempo, si esto dura un año tendrá poco sentido. A medida que pase el tiempo y se acumule información y sirva para consensuar políticas, esto va a ganar en importancia. Si queremos tironear esto desde el valor político, perderá valor inmediatamente.