Barrera: “En nuestro distrito no hubo despidos, sólo compromiso de trabajo”

Leandro Rosso Quesada

El intendente del FpV dialogó con 0223 sobre el inicio de su segundo mandato y habló de los problemas con Absa, del conflicto en la recolección de residuos, su gabinete femenino, la emergencia administrativa y el déficit habitacional: “El 10% de la gente vive de manera muy precaria” admitió.

Gustavo Barrera es uno de los pocos intendentes del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires que logró mantener la confianza del electorado y obtener así su reelección. Poco más de tres meses después de iniciar su segundo período de mandato en Villa Gesell, el jefe comunal dialogó con 0223 sobre el presente y el futuro del distrito.

Los famosos primeros cien días de gestión tuvieron al titular del Ejecutivo a maltraer. Su determinación de declarar la emergencia administrativa a principios de enero por no contar con la aprobación del presupuesto 2016 por parte del Concejo Deliberante, generó, por ejemplo, que el estado municipal no pueda contratar a más personal durante todo el año.

Las finanzas de la comuna, como las de tantas otras de la región, son precarias. Sin embargo, consultado por el tema, Barrera reconoció que apuesta a la ayuda de la coparticipación bonaerense. “Acompañamos el endeudamiento de la Provincia para que pueda afrontar los gastos necesarios y girar los fondos a los diversos partidos”, se limitó a responder el intendente.

Verano a medias

La temporada, por si fueron pocos los problemas, complicó todo aún más. Sin intentar minimizar la merma de gente en las costas bonaerenses, el jefe comunal describió: Tuvimos un arranque irregular, los diez primeros días de enero no cumplieron con la expectativa. Luego fue normal la ocupación, en febrero, no quizá como otros períodos. Obviamente nos perjudicó, en el inicio de estos primeros 100 días hemos tenido un grave problema con este tema”, admitió.

El sol no trajo tantos turistas pero sí un serio conflicto con los guardavidas del distrito, que evidenciaron su malestar y realizaron varias medidas de fuerza. Fue una negociación compleja, cumplir la ley es algo muy orenoso. No estábamos preparados para afrontar la situación” sostuvo Barrera respecto a los pedidos de los socorristas, algunos de ellos de muy vieja data.

Obras, licitaciones y concesiones

Durante febrero, el titular del Ejecutivo geselino tuvo que afrontar un nuevo problema: los inconvenientes en la prestación de la empresa estatal Absa. Al menos dos veces, los desagües cloacales de Villa Gesell se vieron desbordados, generando múltiples conflictos en la vía pública. Sin vueltas, el intendente anunció su proyecto de municipalizar el servicio. Entendemos que no puede pasar lo que pasó este año. Eso perjudica la salud de los vecinos. Estamos planteando la idea, la hemos puesto en consideración en varias reuniones”, contó.

En paralelo, la comuna halló otro conflicto en la licitación con Ecoplata, la empresa encargada de la recolección de residuos, que paralizó su función y no pagó el salario de sus trabajadores. Vía sus secretarías, el gobierno debió lanzar un plan de contigencia y Barrera se mostró furioso con la compañía: “El tema está avanzando actualmente, de 17 millones que se le pagaba de canon se pasó a 22, pese a eso, hay inconvenientes, actualmente no hay recolección. El tema está en el valor del servicio, que no podemos pagar”, detalló

La infraestructura que necesita el partido costero para su futuro de corto plazo abarca también lo energético. Respecto a la demorada obra de repotenciación de la central local, Barrera pasó por un sinfín de contratiempos hasta firmar en octubre la tercera licitación, luego de algunas irregularidades detectadas en el proyecto que debe financiar el gobierno nacional. La empresa ya encontró el predio. Se va a visualizar” confió el jefe comunal, escueto.

La búsqueda de aguas termales, en un proyecto turístico que generó enormes expectativas durante 2015, mereció un freno de mano de Barrera a la hora de referirse a su concreción definitiva: “Ha sido positivo el inicio de tareas. El siguiente paso, es hacer la perforación y definir la ubicación del parque. Es algo que será muy costoso”, blanqueó

Por último, la sede del Juzgado de Garantías, en un pedido elevado por la Suprema Corte de Justicia bonaerense al municipio, sigue aún sin resolverse luego de cinco meses. “Está el juez definido, nos falta encontrar el lugar” detalló el intendente al respecto.

Las mujeres al poder, pero sin ser reinas

Han sido numerosas las designaciones de mujeres por parte de Barrera respecto a las titularidades de diversas secretarías. En noviembre, tuvo lugar en Obras Públicas la asunción de Marta Pérez Schneider, que pasó a engrosar una amplia lista femenina de funcionarias. ¿Qué dijo el jefe comunal en relación a estas elecciones?: “Tienen que ver con la idoneidad, hay varias mujeres que están cumpliendo una buena labor” esbozó sin ánimo de resaltar sus determinaciones. 

El año pasado, Barrera también dio la nota cuando decidió que en la fiesta de la Diversidad Cultural del 12 de octubre, no hubiera elección a la reina. “Consideramos que va en contra de lo que nosotros sentimos, hay una cosificación de la mujer y se deben tomar otras características de premiación, no solamente la belleza. Eso tuvo buena repercusión en varios ámbitos”, exclamó.

Un techo para el porvenir

A Barrera lo desvela la problemática habitacional de Villa Gesell y ese fue el último tema que tocó con 0223. Durante el año pasado, han sido numerosos los operativos municipales para derribar puestos de venta ilegal de lotes en el distrito.

Obviamente hay una necesidad en el rubro. El 10% de la población del partido vive en condiciones muy precarias. La demanda es mucha. Estamos trabajando para revertirla, concluyó, horas antes de anunciar, durante la inauguración de las sesiones ordinarias del poder legislativo local, un proyecto para disponer de 450 lotes con servicios.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Barrera: “En nuestro distrito no hubo despidos, sólo compromiso de trabajo”

El intendente del FpV dialogó con 0223 sobre el inicio de su segundo mandato y habló de los problemas con Absa, del conflicto en la recolección de residuos, su gabinete femenino, la emergencia administrativa y el déficit habitacional: “El 10% de la gente vive de manera muy precaria” admitió.

Gustavo Barrera es uno de los pocos intendentes del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires que logró mantener la confianza del electorado y obtener así su reelección. Poco más de tres meses después de iniciar su segundo período de mandato en Villa Gesell, el jefe comunal dialogó con 0223 sobre el presente y el futuro del distrito.

Los famosos primeros cien días de gestión tuvieron al titular del Ejecutivo a maltraer. Su determinación de declarar la emergencia administrativa a principios de enero por no contar con la aprobación del presupuesto 2016 por parte del Concejo Deliberante, generó, por ejemplo, que el estado municipal no pueda contratar a más personal durante todo el año.

Las finanzas de la comuna, como las de tantas otras de la región, son precarias. Sin embargo, consultado por el tema, Barrera reconoció que apuesta a la ayuda de la coparticipación bonaerense. “Acompañamos el endeudamiento de la Provincia para que pueda afrontar los gastos necesarios y girar los fondos a los diversos partidos”, se limitó a responder el intendente.

Verano a medias

La temporada, por si fueron pocos los problemas, complicó todo aún más. Sin intentar minimizar la merma de gente en las costas bonaerenses, el jefe comunal describió: Tuvimos un arranque irregular, los diez primeros días de enero no cumplieron con la expectativa. Luego fue normal la ocupación, en febrero, no quizá como otros períodos. Obviamente nos perjudicó, en el inicio de estos primeros 100 días hemos tenido un grave problema con este tema”, admitió.

El sol no trajo tantos turistas pero sí un serio conflicto con los guardavidas del distrito, que evidenciaron su malestar y realizaron varias medidas de fuerza. Fue una negociación compleja, cumplir la ley es algo muy orenoso. No estábamos preparados para afrontar la situación” sostuvo Barrera respecto a los pedidos de los socorristas, algunos de ellos de muy vieja data.

Obras, licitaciones y concesiones

Durante febrero, el titular del Ejecutivo geselino tuvo que afrontar un nuevo problema: los inconvenientes en la prestación de la empresa estatal Absa. Al menos dos veces, los desagües cloacales de Villa Gesell se vieron desbordados, generando múltiples conflictos en la vía pública. Sin vueltas, el intendente anunció su proyecto de municipalizar el servicio. Entendemos que no puede pasar lo que pasó este año. Eso perjudica la salud de los vecinos. Estamos planteando la idea, la hemos puesto en consideración en varias reuniones”, contó.

En paralelo, la comuna halló otro conflicto en la licitación con Ecoplata, la empresa encargada de la recolección de residuos, que paralizó su función y no pagó el salario de sus trabajadores. Vía sus secretarías, el gobierno debió lanzar un plan de contigencia y Barrera se mostró furioso con la compañía: “El tema está avanzando actualmente, de 17 millones que se le pagaba de canon se pasó a 22, pese a eso, hay inconvenientes, actualmente no hay recolección. El tema está en el valor del servicio, que no podemos pagar”, detalló

La infraestructura que necesita el partido costero para su futuro de corto plazo abarca también lo energético. Respecto a la demorada obra de repotenciación de la central local, Barrera pasó por un sinfín de contratiempos hasta firmar en octubre la tercera licitación, luego de algunas irregularidades detectadas en el proyecto que debe financiar el gobierno nacional. La empresa ya encontró el predio. Se va a visualizar” confió el jefe comunal, escueto.

La búsqueda de aguas termales, en un proyecto turístico que generó enormes expectativas durante 2015, mereció un freno de mano de Barrera a la hora de referirse a su concreción definitiva: “Ha sido positivo el inicio de tareas. El siguiente paso, es hacer la perforación y definir la ubicación del parque. Es algo que será muy costoso”, blanqueó

Por último, la sede del Juzgado de Garantías, en un pedido elevado por la Suprema Corte de Justicia bonaerense al municipio, sigue aún sin resolverse luego de cinco meses. “Está el juez definido, nos falta encontrar el lugar” detalló el intendente al respecto.

Las mujeres al poder, pero sin ser reinas

Han sido numerosas las designaciones de mujeres por parte de Barrera respecto a las titularidades de diversas secretarías. En noviembre, tuvo lugar en Obras Públicas la asunción de Marta Pérez Schneider, que pasó a engrosar una amplia lista femenina de funcionarias. ¿Qué dijo el jefe comunal en relación a estas elecciones?: “Tienen que ver con la idoneidad, hay varias mujeres que están cumpliendo una buena labor” esbozó sin ánimo de resaltar sus determinaciones. 

El año pasado, Barrera también dio la nota cuando decidió que en la fiesta de la Diversidad Cultural del 12 de octubre, no hubiera elección a la reina. “Consideramos que va en contra de lo que nosotros sentimos, hay una cosificación de la mujer y se deben tomar otras características de premiación, no solamente la belleza. Eso tuvo buena repercusión en varios ámbitos”, exclamó.

Un techo para el porvenir

A Barrera lo desvela la problemática habitacional de Villa Gesell y ese fue el último tema que tocó con 0223. Durante el año pasado, han sido numerosos los operativos municipales para derribar puestos de venta ilegal de lotes en el distrito.

Obviamente hay una necesidad en el rubro. El 10% de la población del partido vive en condiciones muy precarias. La demanda es mucha. Estamos trabajando para revertirla, concluyó, horas antes de anunciar, durante la inauguración de las sesiones ordinarias del poder legislativo local, un proyecto para disponer de 450 lotes con servicios.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar