0223.com.ar
Guerra declarada: el municipio no le pagará más el sueldo a la cúpula del STM

Guerra declarada: el municipio no le pagará más el sueldo a la cúpula del STM

Mariano Suárez

 

El secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, llegó a Mar del Plata resuelto a hacer cirugía mayor; a aplicar medidas drásticas, sin importarle los choques. “El municipio, así como está, es inviable”, repiten desde el gobierno bonaerense. Y este miércoles tomó una medida de alto impacto: no le pagará más el sueldo a 26 integrantes del STM.

El enviado del ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, hizo su presentación pública la semana pasada en la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante. Allí comenzó exhibir sus cartas y a enfrentarse con distintos sectores.

Esta semana inició su batalla con el Sindicato de Trabajadores Municipales por la demora en el pago de los sueldos. El gremio resolvió decretar un paro por 24 horas cuando tuvo la certeza de que el quinto día hábil del mes (el plazo máximo para que los trabajadores perciban su salario) el municipio no pagaría. Las autoridades argumentaron que el Día del Bancario impidió cumplir con lo estipulado y tiraron el primer golpe: el paro no tiene justificativo, descuento para los que se plieguen a la medida.

La decisión es polémica, porque más allá de que la medida parezca exagerada, la realidad es que el municipio tiene hasta el quinto día hábil para pagar los sueldos (los podría haber pagado el 1 o el 2 de noviembre) y no lo hizo. Y, encima, tampoco pudo cumplir con lo prometido: el martes a las 23.59 la plata no estaba disponible. Recién cobraron este miércoles al mediodía, 36 horas después del plazo máximo.

Este miércoles, el secretario de Gobierno Alejandro Vicente pareció ponerle un freno a la disputa: pidió disculpas por la demora, aclaró que fue un tema del banco y hasta les deseó un feliz día del municipal. Sin embargo, mientras Vicente y Mourelle hablaban ante los medios, ya tenían resuelta la declaración de guerra: les pagaron a todos, menos a los 26 integrantes de la cúpula del STM.

“Los integrantes del STM son todos empleados municipales. Pero ninguno va a trabajar. Eso saltó en las planillas y en otros casos tenemos confirmado que solo firman y se van”, señalaron fuentes del Ejecutivo, quienes defendieron la decisión de no pagarle el sueldo a los gremialistas. Además, dejaron trascender que la ley de asociaciones sindicales les permite a quienes ocupan cargos en un sindicato tomarse una licencia gremial, pero sin goce de sueldo.

La respuesta de la cúpula del STM todavía no llegó. Enterados de la decisión, corroborada cuando fueron a chequear sus cuentas bancarias, se reunieron en asamblea para analizar los pasos a seguir.

Desde el gobierno de Carlos Arroyo, subidos a la ola de Cambiemos de lucha contra las “mafias sindicales”, esperan que la decisión no tenga repercusiones negativas, más allá del reclamo que seguramente iniciarán los perjudicados. “Vamos a ver quién los sale a apoyar”, los torean desde la comuna.

Pero no es la única batalla que está librando Mourelle por estas horas. En una reunión con Néstor Nardone, referente del Sindicato de Guardavidas, le anticipó que esta temporada tendrán “cero aumento”. Lógicamente, a Nardone no le cayó bien el comentario y le replicó con dureza. Habrá que esperar –seguramente pocas horas- para ver estallar un nuevo conflicto.

“Mientras Mourelle les dice que no va a haber aumentos, la provincia anuncia balnearios públicos donde espera meter 10 mil tipos y le pide a la Municipalidad que preste el servicio de seguridad en playas. No parece muy lógico”, razonó un concejal oficialista, quien advirtió que el flamante funcionario municipal/provincial no se tomó demasiadas molestias para buscar apoyo político en el Concejo Deliberante.

“Para muchas de esas medidas va a necesitar apoyo del Concejo Deliberante. Y hasta ahora no nos llamó para hablar de nada”, se quejó.

 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Guerra declarada: el municipio no le pagará más el sueldo a la cúpula del STM

El gobierno de Arroyo resolvió no pagarle el sueldo a la cúpula del STM. Foto: 0223. 

 

El secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, llegó a Mar del Plata resuelto a hacer cirugía mayor; a aplicar medidas drásticas, sin importarle los choques. “El municipio, así como está, es inviable”, repiten desde el gobierno bonaerense. Y este miércoles tomó una medida de alto impacto: no le pagará más el sueldo a 26 integrantes del STM.

El enviado del ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, hizo su presentación pública la semana pasada en la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante. Allí comenzó exhibir sus cartas y a enfrentarse con distintos sectores.

Esta semana inició su batalla con el Sindicato de Trabajadores Municipales por la demora en el pago de los sueldos. El gremio resolvió decretar un paro por 24 horas cuando tuvo la certeza de que el quinto día hábil del mes (el plazo máximo para que los trabajadores perciban su salario) el municipio no pagaría. Las autoridades argumentaron que el Día del Bancario impidió cumplir con lo estipulado y tiraron el primer golpe: el paro no tiene justificativo, descuento para los que se plieguen a la medida.

La decisión es polémica, porque más allá de que la medida parezca exagerada, la realidad es que el municipio tiene hasta el quinto día hábil para pagar los sueldos (los podría haber pagado el 1 o el 2 de noviembre) y no lo hizo. Y, encima, tampoco pudo cumplir con lo prometido: el martes a las 23.59 la plata no estaba disponible. Recién cobraron este miércoles al mediodía, 36 horas después del plazo máximo.

Este miércoles, el secretario de Gobierno Alejandro Vicente pareció ponerle un freno a la disputa: pidió disculpas por la demora, aclaró que fue un tema del banco y hasta les deseó un feliz día del municipal. Sin embargo, mientras Vicente y Mourelle hablaban ante los medios, ya tenían resuelta la declaración de guerra: les pagaron a todos, menos a los 26 integrantes de la cúpula del STM.

“Los integrantes del STM son todos empleados municipales. Pero ninguno va a trabajar. Eso saltó en las planillas y en otros casos tenemos confirmado que solo firman y se van”, señalaron fuentes del Ejecutivo, quienes defendieron la decisión de no pagarle el sueldo a los gremialistas. Además, dejaron trascender que la ley de asociaciones sindicales les permite a quienes ocupan cargos en un sindicato tomarse una licencia gremial, pero sin goce de sueldo.

La respuesta de la cúpula del STM todavía no llegó. Enterados de la decisión, corroborada cuando fueron a chequear sus cuentas bancarias, se reunieron en asamblea para analizar los pasos a seguir.

Desde el gobierno de Carlos Arroyo, subidos a la ola de Cambiemos de lucha contra las “mafias sindicales”, esperan que la decisión no tenga repercusiones negativas, más allá del reclamo que seguramente iniciarán los perjudicados. “Vamos a ver quién los sale a apoyar”, los torean desde la comuna.

Pero no es la única batalla que está librando Mourelle por estas horas. En una reunión con Néstor Nardone, referente del Sindicato de Guardavidas, le anticipó que esta temporada tendrán “cero aumento”. Lógicamente, a Nardone no le cayó bien el comentario y le replicó con dureza. Habrá que esperar –seguramente pocas horas- para ver estallar un nuevo conflicto.

“Mientras Mourelle les dice que no va a haber aumentos, la provincia anuncia balnearios públicos donde espera meter 10 mil tipos y le pide a la Municipalidad que preste el servicio de seguridad en playas. No parece muy lógico”, razonó un concejal oficialista, quien advirtió que el flamante funcionario municipal/provincial no se tomó demasiadas molestias para buscar apoyo político en el Concejo Deliberante.

“Para muchas de esas medidas va a necesitar apoyo del Concejo Deliberante. Y hasta ahora no nos llamó para hablar de nada”, se quejó.

 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar