0223.com.ar
Seis carillas, ninguna pregunta y una versión exculpatoria: así fue la presentación de Farías

Seis carillas, ninguna pregunta y una versión exculpatoria: así fue la presentación de Farías

Por Redacción 0223

El acusado del homicidio de Lucía Pérez estuvo acompañado por la defensora oficial Laura Solari. Dijo que Offidani y Maciel llegaron cuando la adolescente ya estaba descompuesta.

La esperada primera declaración de Matías Farías, acusado de abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio, no dejó espacio para las preguntas de la fiscalía ya que presentó una declaración escrita de seis carillas que será analizada en el contexto de las pruebas periciales obtenidas. El joven de 23 años detalló la manera en que conoció a Lucía Pérez, sostuvo que las relaciones sexuales fueron consentidas y ubicó a los otros dos imputados fuera de la vivienda cuando la adolescente se descompensó.

Acompañado por la defensora oficial Laura Solari, Farías se presentó ante la fiscal María Isabel Sánchez en el primer piso de Tribunales. En una breve audiencia, firmó y entregó el escrito antes de indicar que no respondería preguntas.

El imputado –que fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán- dos horas después, comenzó relatando sus datos personales y la manera en que conoció a Lucía Pérez el día anterior a su muerte. Tal como figura en el expediente, reconoció que Juan Pablo Offidani lo llevó a buscar a la adolescente por la esquina de su casa y que los dejó poco después en la casa ubicada en Racedo al 4800.

Farías dijo que salió de la casa para comprar preservativos en un kiosco ubicado a doscientos metros y que mantuvo “relaciones consentidas” con la adolescente en reiteradas oportunidades. En el texto que presentó sostuvo que cerca de las tres de la tarde fue el momento en que la vio mal por primera vez y que antes de llevarle el celular que estaba en la planta baja, quedó inconsciente.

En su versión exculpatoria, relató que no pudo reincorporarla cuando llegó Offidani a la casa, quien le recomendó que le mojara la cabeza con agua. Poco después ingresó a la casa Alejandro Maciel -que esperaba afuera en la camioneta- y le sintió muy débil los latidos y recomendó que había que llevarla a la sala de primeros auxilios.

En el escrito indicó que desde la llegada de Offidani hasta que la llevaron pasaron entre cinco y diez minutos. “Yo no podía creer lo que estaba pasando. Había conocido a una buena piba, parecía que podíamos empezar una relación, y de repente, pasa esto. Lo primero que pensé es que podía tener que ver con el consumo de drogas”.

Farías reconoció que le dijo a los enfermeros que Lucía había estado consumiendo y que minutos después Maciel y Offidani se retiraron del lugar. “Como a la media hora de que habíamos llegado, sale un médico o un enfermero y me informa que Lucía había fallecido. Cuando estaba por entrar a verla, se acercan dos patrulleros y me llevan caminando a la comisaría”, agregó.

“Por último quiero decir que no puedo creer lo que estoy viviendo, ni lo que se ha dicho que pasó ese día en mi casa. Jamás esperé este desenlace. Su muerte fue sumamente sockeante e inesperada para mí. Nada de lo que se dijo es verdad. Lucía y yo tuvimos relaciones sexuales consentidas. En todo momento ella estuvo de acuerdo con todo lo que hicimos. Jamás utilicé siquiera un consolador ni ningún objeto. Tuvimos sexo normal y deseado como dos personas jóvenes que se gustan y su muerte me causó mucha tristeza”, concluye el texto que firmó en la fiscalía.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Seis carillas, ninguna pregunta y una versión exculpatoria: así fue la presentación de Farías

El acusado del homicidio de Lucía Pérez estuvo acompañado por la defensora oficial Laura Solari. Dijo que Offidani y Maciel llegaron cuando la adolescente ya estaba descompuesta.

Farías fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de batán. (Foto: 0223).

La esperada primera declaración de Matías Farías, acusado de abuso sexual seguido de muerte en concurso con femicidio, no dejó espacio para las preguntas de la fiscalía ya que presentó una declaración escrita de seis carillas que será analizada en el contexto de las pruebas periciales obtenidas. El joven de 23 años detalló la manera en que conoció a Lucía Pérez, sostuvo que las relaciones sexuales fueron consentidas y ubicó a los otros dos imputados fuera de la vivienda cuando la adolescente se descompensó.

Acompañado por la defensora oficial Laura Solari, Farías se presentó ante la fiscal María Isabel Sánchez en el primer piso de Tribunales. En una breve audiencia, firmó y entregó el escrito antes de indicar que no respondería preguntas.

El imputado –que fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán- dos horas después, comenzó relatando sus datos personales y la manera en que conoció a Lucía Pérez el día anterior a su muerte. Tal como figura en el expediente, reconoció que Juan Pablo Offidani lo llevó a buscar a la adolescente por la esquina de su casa y que los dejó poco después en la casa ubicada en Racedo al 4800.

Farías dijo que salió de la casa para comprar preservativos en un kiosco ubicado a doscientos metros y que mantuvo “relaciones consentidas” con la adolescente en reiteradas oportunidades. En el texto que presentó sostuvo que cerca de las tres de la tarde fue el momento en que la vio mal por primera vez y que antes de llevarle el celular que estaba en la planta baja, quedó inconsciente.

En su versión exculpatoria, relató que no pudo reincorporarla cuando llegó Offidani a la casa, quien le recomendó que le mojara la cabeza con agua. Poco después ingresó a la casa Alejandro Maciel -que esperaba afuera en la camioneta- y le sintió muy débil los latidos y recomendó que había que llevarla a la sala de primeros auxilios.

En el escrito indicó que desde la llegada de Offidani hasta que la llevaron pasaron entre cinco y diez minutos. “Yo no podía creer lo que estaba pasando. Había conocido a una buena piba, parecía que podíamos empezar una relación, y de repente, pasa esto. Lo primero que pensé es que podía tener que ver con el consumo de drogas”.

Farías reconoció que le dijo a los enfermeros que Lucía había estado consumiendo y que minutos después Maciel y Offidani se retiraron del lugar. “Como a la media hora de que habíamos llegado, sale un médico o un enfermero y me informa que Lucía había fallecido. Cuando estaba por entrar a verla, se acercan dos patrulleros y me llevan caminando a la comisaría”, agregó.

“Por último quiero decir que no puedo creer lo que estoy viviendo, ni lo que se ha dicho que pasó ese día en mi casa. Jamás esperé este desenlace. Su muerte fue sumamente sockeante e inesperada para mí. Nada de lo que se dijo es verdad. Lucía y yo tuvimos relaciones sexuales consentidas. En todo momento ella estuvo de acuerdo con todo lo que hicimos. Jamás utilicé siquiera un consolador ni ningún objeto. Tuvimos sexo normal y deseado como dos personas jóvenes que se gustan y su muerte me causó mucha tristeza”, concluye el texto que firmó en la fiscalía.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar