Mar del plata

13 de Junio de 2017 16:41

Murieron dos indigentes en 4 días: exigen el “urgente” inicio del Operativo Frío

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Durante el año pasado, diez personas en situación de calle murieron de frío en Mar del Plata. Foto: archivo 0223

Se calcula que en Mar del Plata hay más de un centenar de personas en situación de calle, de los cuales, una docena son chicos y adolescentes. Exigen que el municipio brinde asistencia en la vía pública.

A pesar de que aún no empezó el invierno, las temperaturas bajo cero se sienten desde hace varias semanas en Mar del Plata y el frío –y el abandono del Estado- ya mostró su peor cara: en apenas cuatro días murieron dos personas en situación de calle.

Según calculan las ONG’s que asisten a gente sin techo, en la ciudad hay al menos un centenar de personas que pernoctan en la vía pública y del total, al menos una docena son chicos y adolescentes. “La mayoría de estas personas sufre algún tipo de enfermedad psiquiátrica y no recibe ningún tipo de tratamiento ni asistencia. En la zona del centro se pueden ver a varias mujeres en esta situación”, advierten.

César Acosta, presidente de la ONG Asaar, que actualmente alberga a 37 personas en situación de calle en los tres hogares que tiene distribuidos en distintos puntos de la ciudad, consideró que el municipio “ya debería haber puesto en marcha el Operativo Frío” y recordó que en otros años, para esta época el programa de asistencia ya había comenzado. “Deben implementarlo de manera urgente para evitar que se sigan contando víctimas fatales”, exigió.

Más allá de que se ofrezca un lugar donde pasar la noche, reparó en que el Estado “debe asistir a la gente en la calle, sobre todo en aquellos en los que las personas se niegan a ser trasladados”, tal como lo contempla la ley provincial 13.956 sancionada en el año 2010. “El municipio debería recorrer las calles, relevar a la gente, darles un plato de comida caliente y asistirlos con personal de la salud”, enfatizó en diálogo con 0223. Y recalcó que si ese fuera el protocolo de actuación, la última muerte por hipotermia se podría haber evitado.

Según Acosta, la falta de personal también queda en evidencia en los hogares municipales a los que se traslada a los indigentes. “No alcanzan los médicos, en muchos casos no hay psicólogos y el personal a cargo no tiene la suficiente capacitación para tratar a personas en situación de vulnerabilidad. A veces los tratan mal, por eso muchos prefieren dormir en la calle”, aseguró. “No hay suficientes plazas en los paradores, malos tratos, falta de comprensión, requisas estigmatizantes y falta de contención terapéutica”, agregó.

Por último, el responsable de Asaar hizo hincapié en que desde el inicio del gobierno de Carlos Arroyo se cerró el Programa para niños, niñas y adolescentes en situación de calle que funcionaba desde 2014 con cuatro operadores que realizaban un abordaje interdisciplinario. “Esos cuatros profesionales –que hacían un gran trabajo- fueron trasladados a otras áreas y el programa se suspendió por recorte de presupuesto”, dijo, e indicó que en la actualidad hay “al menos una docena de chicos y adolescentes en situación de calle o abandono”. “Suelen estar en la zona céntrica; muchos no pueden regresar a sus hogares porque sus padres tienen severos problemas de consumo de drogas o tienen un entorno de mucha violencia”, explicó.

Compartir
Compartí esta nota