0223.com.ar
Luciana Rached: “Cambiemos debe comenzar a rediscutir algunas cuestiones”

Luciana Rached: “Cambiemos debe comenzar a rediscutir algunas cuestiones”

Por Redacción 0223

La presidenta de la Juventud Radical a nivel nacional pasó por Mar del Plata y habló del futuro del espacio y la importancia de los jóvenes para hacer “el aporte más humano” que debe tener el espacio.

Luciana Rached se convirtió en la primera mujer en presidir la Juventud Nacional de la Unión Cívica Radical y más allá de tratarse de un hecho histórico asegura que es el fruto de un camino de trabajo que empezó hace años y la llevó a recorrer todo el país.

En esas recorridas, días atrás estuvo en Mar del Plata, donde participó de distintas reuniones con dirigentes de la ciudad y aprovechó para trazar un balance de la actualidad del partido. “La juventud radical es la que tiene que aportarle todo lo más humano que puede tener Cambiemos”, dijo Rached, en una entrevista con 0223.

Para la dirigente radical “hay muchas cosas” en Cambiemos que se pueden cambiar. “Soy una convencida de que Cambiemos hoy es la herramienta política para llevar a cabo ese cambio, pero también creo que debe ser un espacio donde se empiecen a rediscutir algunas cuestiones”, explicó.

-Te convertiste en la primera mujer en presidir la Juventud Nacional de la UCR. ¿Cómo fue el camino?

-Fue un trabajo interesante. Hace cuatro años que milito nacionalmente. Hemos crecido dentro de la organización y también dentro de una generación en la que ya toma ciertas cosas como mucho más naturales. Si bien creo que el trabajo es con mucho más compromiso porque la juventud nacional radical renueva sus autoridades cada dos años. Pasé dos presidencias en las que fui colaboradora y en la segunda fui electa secretaria general y ahora en la tercera presidente. Se cumplieron los pasitos, fue un trabajo muy fino. Tenemos la dicha de decir que recorrimos los 24 distritos del país, desde La Quiaca a Ushuaia y hemos recibido un respaldo muy grande.

Ya se empieza a ver de otra manera que la mujer empiece a ocupar espacios políticos. Claramente esto se lo debo a muchas mujeres de antes y también muchas de hoy.

-¿El partido lo vivió como un hecho histórico o como un avance natural de las mujeres en espacios de poder?

-En parte sí, porque en mayores tampoco hubo nunca una mujer que presida el Comité Nacional. Pero creo que hoy a la mujer en política no hay que tomarla como un hecho aislado, ni tampoco como algo acabado. Este es uno de los tantos pasos, de hecho tenemos una mujer que preside la Juventud Radical en Mar del Plata. Se tomó como un hecho histórico, pero al mismo tiempo con mucha naturaleza porque se venía trabajando desde hace muchos años.

-¿Cuál es hoy la realidad de la Unión Cívica Radical?

-Dentro del espacio de Cambiemos somos el espacio social demócrata que tiene hoy este frente que fue elegido por la gente y ratificado en las últimas elecciones. Desde la Juventud Radical somos los militantes y dirigentes que pensamos en la gente. Por eso también hablamos de un protagonismo con futuro dentro de este espacio, porque somos los que tenemos que aportarle todo lo más humano que puede tener este frente.

-¿Le falta eso?

-Hoy la política está bastante desprestigiada. Primero por los hechos de corrupción, que no es algo nuevo. A nosotros nos hace pensar, como jóvenes radicales, tenemos un doble desafío. En el gobierno anterior se ampliaron los derechos con el voto a los 16 años, pero la verdad es que poco se hizo con esos chicos. Por eso la juventud radical, para pensar en un frente más valioso y comprometido con la realidad que nos toca, tiene un punto interesante ahí porque nos tocan muy de cerca esos jóvenes.

Tenemos que empezar a diagramar, proponer y llevar a cabo propuestas que tengan que ver con esos puntos. Sería lo esencial para que un militante político pueda relacionarse con la gente. No es nuevo el desprestigio de la política Hay que apelar mucho más a la piel que se tiene con los problemas ajenos.

 

-¿Carece de mirada social el gobierno?

-A mi criterio hay muchas cosas que se pueden cambiar. Soy una convencida de que Cambiemos hoy es la herramienta política para llevar a cabo ese cambio, pero también creo que debe ser un espacio donde se empiecen a rediscutir algunas cuestiones, porque todos los que hacemos política somos humanos y nos equivocamos. Mientras sea un espacio que le dé apertura a todos los espacios políticos, con las mismas reglas de juego, que todos podamos aportar y discutir sobre las políticas públicas, eso se va  enriquecer cada vez más.

-¿Y ocurre eso? Porque parece que el gobierno nacional se cierra cada vez más al Pro y menos a la coalición de Cambiemos.

-No creo que sea nada intencional. La Argentina ha vivido momentos tan crudos, tan hostiles, por sobre todo con los más vulnerables. No creo que se piense en un espacio reducido, que se enfrasque en una sola cuestión. Quiero pensar que nuestros amigos y socios del Pro no piensan así, sino realmente estaríamos en un grave problema.

Al contrario, pienso que debemos incorporarnos de manera tal que a nosotros nos permita charlar sobre todos los distritos del país.

-Hoy en cada marcha en contra del gobierno se ve mayoría de jóvenes. ¿Como presidenta de la Juventud Radical cómo ves a los jóvenes con respecto al gobierno nacional?

-Hay una frase de Allende para traerla a contexto: Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica. No es una posición maniquea, para mí el blanco y negro le han hecho mucho daño a la política argentina. No concibo eso de O sos K o anti K, o sos Cambiemos o anti Cambiemos. Eso le ha hecho mucho daño a la política argentina y sobre todo a nuestra cultura.  Entonces soy reticente a hablar de si los jóvenes están o no en contra de algo. Creo que no es así, que se debe a nuestra naturaleza, como lo decía Allende.

Te doy un ejemplo de la Reforma Previsional. Nosotros había cosas en las que estábamos de acuerdo y otras no. Lo discutimos en la mesa de trabajo de la juventud. Algunos decían que la Juventud radical es parte de Cambiemos porque trabajamos para que llegue y para que Macri asuma. Pero también volvimos a Alfonsín, a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En aquel entonces la juventud que tenía diputados no votó a favor de esas leyes, porque consideraban que no era parte de nuestra esencia.

No estaba de acuerdo con la reforma previsional, pero tampoco estaba de acuerdo con los destrozos en la plaza. En definitiva creo que la juventud está lejos de todo eso.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Luciana Rached: “Cambiemos debe comenzar a rediscutir algunas cuestiones”

La presidenta de la Juventud Radical a nivel nacional pasó por Mar del Plata y habló del futuro del espacio y la importancia de los jóvenes para hacer “el aporte más humano” que debe tener el espacio.

Luciana Rached estuvo en Mar del Plata junto al vicegobernador Daniel Salvador. 

Luciana Rached se convirtió en la primera mujer en presidir la Juventud Nacional de la Unión Cívica Radical y más allá de tratarse de un hecho histórico asegura que es el fruto de un camino de trabajo que empezó hace años y la llevó a recorrer todo el país.

En esas recorridas, días atrás estuvo en Mar del Plata, donde participó de distintas reuniones con dirigentes de la ciudad y aprovechó para trazar un balance de la actualidad del partido. “La juventud radical es la que tiene que aportarle todo lo más humano que puede tener Cambiemos”, dijo Rached, en una entrevista con 0223.

Para la dirigente radical “hay muchas cosas” en Cambiemos que se pueden cambiar. “Soy una convencida de que Cambiemos hoy es la herramienta política para llevar a cabo ese cambio, pero también creo que debe ser un espacio donde se empiecen a rediscutir algunas cuestiones”, explicó.

-Te convertiste en la primera mujer en presidir la Juventud Nacional de la UCR. ¿Cómo fue el camino?

-Fue un trabajo interesante. Hace cuatro años que milito nacionalmente. Hemos crecido dentro de la organización y también dentro de una generación en la que ya toma ciertas cosas como mucho más naturales. Si bien creo que el trabajo es con mucho más compromiso porque la juventud nacional radical renueva sus autoridades cada dos años. Pasé dos presidencias en las que fui colaboradora y en la segunda fui electa secretaria general y ahora en la tercera presidente. Se cumplieron los pasitos, fue un trabajo muy fino. Tenemos la dicha de decir que recorrimos los 24 distritos del país, desde La Quiaca a Ushuaia y hemos recibido un respaldo muy grande.

Ya se empieza a ver de otra manera que la mujer empiece a ocupar espacios políticos. Claramente esto se lo debo a muchas mujeres de antes y también muchas de hoy.

-¿El partido lo vivió como un hecho histórico o como un avance natural de las mujeres en espacios de poder?

-En parte sí, porque en mayores tampoco hubo nunca una mujer que presida el Comité Nacional. Pero creo que hoy a la mujer en política no hay que tomarla como un hecho aislado, ni tampoco como algo acabado. Este es uno de los tantos pasos, de hecho tenemos una mujer que preside la Juventud Radical en Mar del Plata. Se tomó como un hecho histórico, pero al mismo tiempo con mucha naturaleza porque se venía trabajando desde hace muchos años.

-¿Cuál es hoy la realidad de la Unión Cívica Radical?

-Dentro del espacio de Cambiemos somos el espacio social demócrata que tiene hoy este frente que fue elegido por la gente y ratificado en las últimas elecciones. Desde la Juventud Radical somos los militantes y dirigentes que pensamos en la gente. Por eso también hablamos de un protagonismo con futuro dentro de este espacio, porque somos los que tenemos que aportarle todo lo más humano que puede tener este frente.

-¿Le falta eso?

-Hoy la política está bastante desprestigiada. Primero por los hechos de corrupción, que no es algo nuevo. A nosotros nos hace pensar, como jóvenes radicales, tenemos un doble desafío. En el gobierno anterior se ampliaron los derechos con el voto a los 16 años, pero la verdad es que poco se hizo con esos chicos. Por eso la juventud radical, para pensar en un frente más valioso y comprometido con la realidad que nos toca, tiene un punto interesante ahí porque nos tocan muy de cerca esos jóvenes.

Tenemos que empezar a diagramar, proponer y llevar a cabo propuestas que tengan que ver con esos puntos. Sería lo esencial para que un militante político pueda relacionarse con la gente. No es nuevo el desprestigio de la política Hay que apelar mucho más a la piel que se tiene con los problemas ajenos.

 

-¿Carece de mirada social el gobierno?

-A mi criterio hay muchas cosas que se pueden cambiar. Soy una convencida de que Cambiemos hoy es la herramienta política para llevar a cabo ese cambio, pero también creo que debe ser un espacio donde se empiecen a rediscutir algunas cuestiones, porque todos los que hacemos política somos humanos y nos equivocamos. Mientras sea un espacio que le dé apertura a todos los espacios políticos, con las mismas reglas de juego, que todos podamos aportar y discutir sobre las políticas públicas, eso se va  enriquecer cada vez más.

-¿Y ocurre eso? Porque parece que el gobierno nacional se cierra cada vez más al Pro y menos a la coalición de Cambiemos.

-No creo que sea nada intencional. La Argentina ha vivido momentos tan crudos, tan hostiles, por sobre todo con los más vulnerables. No creo que se piense en un espacio reducido, que se enfrasque en una sola cuestión. Quiero pensar que nuestros amigos y socios del Pro no piensan así, sino realmente estaríamos en un grave problema.

Al contrario, pienso que debemos incorporarnos de manera tal que a nosotros nos permita charlar sobre todos los distritos del país.

-Hoy en cada marcha en contra del gobierno se ve mayoría de jóvenes. ¿Como presidenta de la Juventud Radical cómo ves a los jóvenes con respecto al gobierno nacional?

-Hay una frase de Allende para traerla a contexto: Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica. No es una posición maniquea, para mí el blanco y negro le han hecho mucho daño a la política argentina. No concibo eso de O sos K o anti K, o sos Cambiemos o anti Cambiemos. Eso le ha hecho mucho daño a la política argentina y sobre todo a nuestra cultura.  Entonces soy reticente a hablar de si los jóvenes están o no en contra de algo. Creo que no es así, que se debe a nuestra naturaleza, como lo decía Allende.

Te doy un ejemplo de la Reforma Previsional. Nosotros había cosas en las que estábamos de acuerdo y otras no. Lo discutimos en la mesa de trabajo de la juventud. Algunos decían que la Juventud radical es parte de Cambiemos porque trabajamos para que llegue y para que Macri asuma. Pero también volvimos a Alfonsín, a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. En aquel entonces la juventud que tenía diputados no votó a favor de esas leyes, porque consideraban que no era parte de nuestra esencia.

No estaba de acuerdo con la reforma previsional, pero tampoco estaba de acuerdo con los destrozos en la plaza. En definitiva creo que la juventud está lejos de todo eso.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar