0223.com.ar
Una familia de Miramar encontró restos fósiles de un Scelidoterio

Una familia de Miramar encontró restos fósiles de un Scelidoterio

Por Redacción 0223

Fueron de pesca al balneario Mar del Sud y debido a que la marea estaba muy baja, decidieron recorrer los afloramientos de
sedimento que normalmente están sumergidos, una zona con una antigüedad aproximada de 700.000 años.

La zona costera del partido de General Alvarado, tiene la particularidad de combinar amplias playas, acantilados y paisajes naturales muy variados. Y ha sido muy usual en los últimos años hallar restos fósiles de animales que vivieron en la región hace miles de años en un paisaje muy diferente al actual.

Estos hallazgos son, en muchas ocasiones, fruto de la casualidad y del buen ojo del que se da cuenta que lo que se ha observado es parte de un hueso de esos antiguos seres. Así le ha sucedido recientemente a la familia Palavecino, de la ciudad de Miramar, quienes regularmente van de pesca al balneario Mar del Sud, distante a unos 15 kilómetros al sur de la localidad cabecera del distrito.

Debido a que la marea estaba muy baja, decidieron recorrer los afloramientos de sedimento que normalmente están sumergidos. De este modo les fue posible encontrar varios restos óseos, especialmente una mandíbula, de un perezoso gigante, denominado Scelidoterio.

Inmediatamente se comunicaron con el Museo Municipal “Punta Hermengo” de Miramar para llevar lo encontrado e informar sobre el sitio del hallazgo, el cual tiene una antigüedad aproximada de 700.000 años.

Los Scelidoterios (Scelidotheriumleptocephalum) eran enormes perezosos de poco más de una tonelada de peso, con un cráneo alargado y cuerpo robusto. Poseían grandes garras que le permitían hacer notables galerías y madrigueras bajo tierra, como si fueran topos
gigantescos, las que seguramente modificaban constantemente el antiguo paisaje bonaerense.

En los acantilados costeros del distrito es posible observar los indicios de estas cuevas y hasta parte de las mismas sin relleno, en las que es posible identificar las marcas de las garras de sus excavadores.

En el Museo de Miramar, ubicado en el Bosque y Vivero “Florentino Ameghino”, están expuestos los restos de la mayoría de las especies de animales prehistóricos de la región (también conocidos como “Megafauna” o “Megamamíferos”), que alcanzaron dimensiones gigantescas y una gran variedad de formas.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Una familia de Miramar encontró restos fósiles de un Scelidoterio

Fueron de pesca al balneario Mar del Sud y debido a que la marea estaba muy baja, decidieron recorrer los afloramientos de
sedimento que normalmente están sumergidos, una zona con una antigüedad aproximada de 700.000 años.

La zona costera del partido de General Alvarado, tiene la particularidad de combinar amplias playas, acantilados y paisajes naturales muy variados. Y ha sido muy usual en los últimos años hallar restos fósiles de animales que vivieron en la región hace miles de años en un paisaje muy diferente al actual.

Estos hallazgos son, en muchas ocasiones, fruto de la casualidad y del buen ojo del que se da cuenta que lo que se ha observado es parte de un hueso de esos antiguos seres. Así le ha sucedido recientemente a la familia Palavecino, de la ciudad de Miramar, quienes regularmente van de pesca al balneario Mar del Sud, distante a unos 15 kilómetros al sur de la localidad cabecera del distrito.

Debido a que la marea estaba muy baja, decidieron recorrer los afloramientos de sedimento que normalmente están sumergidos. De este modo les fue posible encontrar varios restos óseos, especialmente una mandíbula, de un perezoso gigante, denominado Scelidoterio.

Inmediatamente se comunicaron con el Museo Municipal “Punta Hermengo” de Miramar para llevar lo encontrado e informar sobre el sitio del hallazgo, el cual tiene una antigüedad aproximada de 700.000 años.

Los Scelidoterios (Scelidotheriumleptocephalum) eran enormes perezosos de poco más de una tonelada de peso, con un cráneo alargado y cuerpo robusto. Poseían grandes garras que le permitían hacer notables galerías y madrigueras bajo tierra, como si fueran topos
gigantescos, las que seguramente modificaban constantemente el antiguo paisaje bonaerense.

En los acantilados costeros del distrito es posible observar los indicios de estas cuevas y hasta parte de las mismas sin relleno, en las que es posible identificar las marcas de las garras de sus excavadores.

En el Museo de Miramar, ubicado en el Bosque y Vivero “Florentino Ameghino”, están expuestos los restos de la mayoría de las especies de animales prehistóricos de la región (también conocidos como “Megafauna” o “Megamamíferos”), que alcanzaron dimensiones gigantescas y una gran variedad de formas.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar