0223.com.ar
Mascotas en crisis: veterinarias locales registraron un 30% menos de consultas

Mascotas en crisis: veterinarias locales registraron un 30% menos de consultas

Por Lourdes Díaz

Si bien el número de clientes no bajó, en los últimos meses, los marplatenses optaron por suspender gastos en consultas preventivas, peluquería canina, indumentaria, golosinas y juguetes para sus mascotas.

La crisis golpea a todos los sectores, y veterinarias y pets shops no son ajenas al contexto económico.  Un relevamiento realizado por 0223, reveló que el número de consultas bajó, mientras que la mayoría de los dueños de mascotas optó por volcarse a segundas marcas de alimentos balanceados. 

Leonardo Cassarotto es veterinario, trabaja hace 20 años en el rubro. Desde hace 15 que tiene su propio consultorio y pet shop con venta de peces y cobayos en la periferia de la ciudad. Consideró que “hacia tiempo que no vivía una crisis semejante”.

Según expresó el profesional, las ventas, en montos de dinero, son las “mismas que las del año pasado”, algo recurrente en la mayoría de los comercios de todos los rubros, pero “los costos se triplicaron”.

 

Por la crisis, las consultas preventivas cayeron en forma notoria. Foto Archivo 0223

 

Este año “las ventas cayeron un 30%” estimó el profesional, cifra que “impacta en la economía de  cualquier comercio”, y agregó que se vio “obligado a hacer una serie de ajustes comprando menos y manteniendo la cantidad de empleados”. Si antes “tenía un stock de 100 frascos de un producto, ahora tengo 50,porque no lo puedo mantener”.

En su consultorio trabaja con pequeños animales domésticos y toso tipo de medicamentos, alimentos balanceados y productos veterinarios. “La gente está optando por comprar los alimentos, en el caso de perros y gatos, más baratos”, dijo.

Pero los alimentos no son lo único en lo que deciden ahorrar los marplatenses: A la hora de completar el calendario de vacunas y desparasitantes, también se nota una diferencia ”la venta de pipetas, vacunas y desparasitantes que se vendían sin problemas, cayo notoriamente” dijo.

 

Foto 0223

En este sentido agregó que muchas familias decidieron en los últimos meses no realizar consultas preventivas, a menos que la mascota tenga una patología previa y esto generó que muchas veces el animal llegue al consultorio cuando "ya está muy mal y del calendario olvidate”.

Romina, por su parte es propietaria de un pet shop ubicado en la zona de Güemes que abrió hace 5 meses, según ella, desde que está en la actividad, las ventas no bajaron,  se mantuvieron los montos aunque reconoce que muchos clientes “consultan y terminan adquiriendo lo que está al alcance de su bolsillo”.

Según explicó la joven,  que en la última devaluación estuvo quince días sin precios, vendiendo con valores viejos: “algunos proveedores nos decían que cerremos porque nos íbamos a fundir”.

Además,  indicó que en los últimos meses se notó una baja de un 20% aproximadamente  y resaltó que “cuando no son productos de primera necesidad la gente no compra”.

 

La venta de golosinas, juguetes e indumentaria cayó "estrepitosamente". Foto 0223

En este sentido, señaló que las ventas de “golosinas, indumentaria, juguetes cayeron estrepitosamente”.

Consultada sobre el valor de un bolsón de alimento balanceado, la joven dijo que una “bolsa de 15 kilos de alimento de primera calidad tiene un costo aproximado de 1200 pesos; mientras que uno de menor costo, más básico ronda los 700 pesos”, y concluyó que con el alimento “más barato”, el animal debe “comer más para llenarse”.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Mascotas en crisis: veterinarias locales registraron un 30% menos de consultas

Si bien el número de clientes no bajó, en los últimos meses, los marplatenses optaron por suspender gastos en consultas preventivas, peluquería canina, indumentaria, golosinas y juguetes para sus mascotas.

Los marplatenses optan por comprar segundas marcas de alimento balanceado para sus mascotas

La crisis golpea a todos los sectores, y veterinarias y pets shops no son ajenas al contexto económico.  Un relevamiento realizado por 0223, reveló que el número de consultas bajó, mientras que la mayoría de los dueños de mascotas optó por volcarse a segundas marcas de alimentos balanceados. 

Leonardo Cassarotto es veterinario, trabaja hace 20 años en el rubro. Desde hace 15 que tiene su propio consultorio y pet shop con venta de peces y cobayos en la periferia de la ciudad. Consideró que “hacia tiempo que no vivía una crisis semejante”.

Según expresó el profesional, las ventas, en montos de dinero, son las “mismas que las del año pasado”, algo recurrente en la mayoría de los comercios de todos los rubros, pero “los costos se triplicaron”.

 

Por la crisis, las consultas preventivas cayeron en forma notoria. Foto Archivo 0223

 

Este año “las ventas cayeron un 30%” estimó el profesional, cifra que “impacta en la economía de  cualquier comercio”, y agregó que se vio “obligado a hacer una serie de ajustes comprando menos y manteniendo la cantidad de empleados”. Si antes “tenía un stock de 100 frascos de un producto, ahora tengo 50,porque no lo puedo mantener”.

En su consultorio trabaja con pequeños animales domésticos y toso tipo de medicamentos, alimentos balanceados y productos veterinarios. “La gente está optando por comprar los alimentos, en el caso de perros y gatos, más baratos”, dijo.

Pero los alimentos no son lo único en lo que deciden ahorrar los marplatenses: A la hora de completar el calendario de vacunas y desparasitantes, también se nota una diferencia ”la venta de pipetas, vacunas y desparasitantes que se vendían sin problemas, cayo notoriamente” dijo.

 

Foto 0223

En este sentido agregó que muchas familias decidieron en los últimos meses no realizar consultas preventivas, a menos que la mascota tenga una patología previa y esto generó que muchas veces el animal llegue al consultorio cuando "ya está muy mal y del calendario olvidate”.

Romina, por su parte es propietaria de un pet shop ubicado en la zona de Güemes que abrió hace 5 meses, según ella, desde que está en la actividad, las ventas no bajaron,  se mantuvieron los montos aunque reconoce que muchos clientes “consultan y terminan adquiriendo lo que está al alcance de su bolsillo”.

Según explicó la joven,  que en la última devaluación estuvo quince días sin precios, vendiendo con valores viejos: “algunos proveedores nos decían que cerremos porque nos íbamos a fundir”.

Además,  indicó que en los últimos meses se notó una baja de un 20% aproximadamente  y resaltó que “cuando no son productos de primera necesidad la gente no compra”.

 

La venta de golosinas, juguetes e indumentaria cayó "estrepitosamente". Foto 0223

En este sentido, señaló que las ventas de “golosinas, indumentaria, juguetes cayeron estrepitosamente”.

Consultada sobre el valor de un bolsón de alimento balanceado, la joven dijo que una “bolsa de 15 kilos de alimento de primera calidad tiene un costo aproximado de 1200 pesos; mientras que uno de menor costo, más básico ronda los 700 pesos”, y concluyó que con el alimento “más barato”, el animal debe “comer más para llenarse”.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar