El zoo de Batán cierra para convertirse en un ecoparque

3 de Febrero de 2018 11:30

Por Redacción 0223

PARA 0223

El anuncio del cierre del tradicional Zoológico de Buenos Aires terminó por sellar la historia de este tipo de parques en la Argentina, en sintonía con una ola internacional en la que se prioriza más el bienestar de los animales que el interés de las personas por conocerlos en ámbitos fuera de lo natural.

En este contexto, el Zoo de Batán está en pleno proceso de transformación hacia una suerte de parque ecológico en donde las personas puedan pasar un día en familia, en un entorno natural y con animales, en su mayoría autóctonos; que puedan transitar la totalidad del espacio sin riesgos para los visitantes.

Esto se da, también, luego del cierre del Mini Zoo El Paraíso de Sierra de los Padres, en abril del año pasado.

El lugar está en el kilómetro 12,5 de la Ruta Provincial 88 y está abierto todos los días entre las 10 y las 19 con un valor de las entradas de $210, niños de 4 a 10 años y jubilados $150 y menores de 3 años no pagan. El estacionamiento es gratuito.

Silvia, la encargada del parque, cuenta que la idea se fue dando de a poco ya que al propietario del terreno “siempre le gustaron mucho los animales y fue así que comenzó a traerlos hasta convertir el lugar en un zoológico”.

Ver más: El zoológico de Sierra de los Padres ofrece regalar todos sus animales

Por estos días, como parte de la transformación, el zoo se desprendió de varios animales que fueron transferidos a refugios naturales y de preservación. Este nuevo lugar será el destino de los ejemplares más exóticos que aún quedan en el predio, como los osos, hipopótamos, tigres, pumas, jaguares, grandes reptiles y aves de rapiña.

En marzo, el parque cerrará sus puertas por algunas semanas para terminar de adaptar las instalaciones a la nueva función del lugar, con una mirada más ecológica y la potenciación de la parte botánica, que ya cuenta con una gran variedad de especies arbóreas.

Más allá de los cambios que se avecinan, quienes decidan visitarlo se encontrarán con un lugar que cuenta con lo necesario para pasar un día en familia. Fogones, juegos infantiles, restaurante y kiosco, son algunos de los servicios disponibles.

La encargada del establecimiento confirmó que a raíz del cierre del zoológico que había en la zona de Sierra de los Padres “los fines de semana comenzó a venir algo más de gente”. Sin embargo, agregó: “Las preferencias de la gente van cambiando, antes acá venían y los chicos le daban la mamadera a los cachorros de león, hoy esas cosas ya no están permitidas y la mirada hacia los zoológicos es otra”.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook