RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

22 de Abril de 2018 20:40

Sospechan que empleados municipales cobraban pensiones de personas en situación de calle 

Tal como adelantó 0223, el intendente Carlos Arroyo decidió iniciar un sumario administrativo y separar preventivamente del “Hogar El Campito” a un grupo de agentes municipales por una serie de irregularidades detectadas en ese parador que recibe a personas en situación de calle en el distrito de General Pueyrredon. 

En el expediente, al cual este diario digital tuvo acceso, se detallan las graves anomalías que se habrían producido en el “Hogar El Campito”. Hasta el 31 de diciembre de 2017 el parador estuvo a cargo del agente municipal, Carlos Epulef, una persona cercana políticamente a la concejal de la UCR, Vilma Baragiola. 

Tras la salida de Baragiola de la secretaría de Desarrollo Social para ocupar su banca de concejal, la nueva titular de esa dependencia, Patricia Leniz, designó como directora coordinadora del “Hogar El Campito” a la dirigente radical, Viviana Araujo.

A partir de la llegada de Araujo, se comprobó que el parador se encontraba en una situación de “abandono, suciedad y falta de mantenimiento del edificio y de las instalaciones eléctricas, encontrándose heladeras viejas, lavarropas sin funcionar, sillas rotas, chatarrería, bachas de baño, y ropa vieja”.

Además, se encontraron “colchones y almohadas en mal estado, sabanas sucias, no en sus camas, y que de los dichos de los empleados no había en stock, a partir de la limpieza y ordenamiento del lugar se encontraron en armarios, que estaban bajo llave, 54 toallones, aproximadamente, la misma cantidad de toallas y 40 sabanas”. 

Se hallaron 8 cajas con 12 unidades de champú cada una que los agentes municipales negaban que existieran desde aproximadamente un mes antes, por lo tanto no se les entregaba a los internos para su aseo personal”, se detalló en el  informe. 

A su vez, se subrayó que “en el hogar se encontraba mercadería y alimentos en mal estado y con su fecha de vencimiento caduca que tuvo que ser descartada. Por ejemplo, dulce de leche, mermelada, cajas de dulce de membrillo, harina común y leche en polvo”. 

Por otra parte, desde el Ejecutivo local existen profundas sospechas sobre el cobro por parte de un grupo de empleados municipales del “Hogar El Campito” de distintas asignaciones económicas y pensiones que habrían percibido las personas en situación de calle que estuvieron albergadas en ese sitio durante la gestión de Vilma Baragiola en la secretaría de Desarrollo Social. “En la oficina administrativa del lugar, se encontraron documentos de identidad y tarjetas de cobro de cuatro personas alojadas”, sostienen en el informe. 

“Informalmente, se escuchó del cobro por parte de los empleados, de distintas asignaciones económicas, cuyas claves están en conocimiento de al menos de un agente municipal, que así lo manifestó, sin constar en ningún lugar tickets con el valor de las extracciones ni boletas y/o tickets de las compras realizadas”, se refleja en la documentación que le fue presentada al intendente Carlos Arroyo. 

También, el Ejecutivo local tendría dudas sobre el reparto de las horas extras. Asimismo, se habrían producido otros posibles “hechos delictivos” que habrían sucedido en ese parador de la comuna de General Pueyrredon. 

Se toma conocimiento de que habrían sucedido hechos delictivos referidos al robo del dinero de uno de los internos, el que había percibido aproximadamente 20 mil pesos en concepto de retroactivo, no constando denuncia penal”, se alertó en la documentación oficial. 

La Casa de Abrigo “El Campito” está ubicada en Etchegaray 252, en el barrio Las Américas. Este espacio fue adquirido por el municipio hace un par de años con el objetivo de sumarse a las otros hogares municipales y brindar una respuesta para personas en situación de calle que necesitan ser asistidas.

En Mar del Plata, según se desprendió del último relevamiento realizado entre la Defensoría del Pueblo bonaerense, la Municipalidad y entidades intermedias a fines del año pasado, hay 350 personas en situación de calle

En los últimos 18 meses han fallecido por diferentes circunstancias 13 vecinos de nuestra ciudad, debido al grado de vulnerabilidad con el cual conviven día a día y es urgente tener definiciones políticas para dar respuesta efectiva a las personas en situación de calle”, afirmó la concejal de Unidad Ciudadana, Marina Santoro, en un pedido de informes que presentó hace pocos días en el cuerpo legislativo. La mayoría de esas muertes ocurrieron cuando Baragiola encabezaba la secretaría de Desarrollo Social del municipio.