Guillermo montenegro

10 de Diciembre de 2019 13:31

Entre el calor y la alegría, así se vivió la asunción de Montenegro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Montenegro asumió este martes como intendente de General Pueyrredon.

Guillermo Montenegro llegó al acto de asunción al Municipio junto a su familia y rodeado de cientos de militantes que sobre la calle Hipólito Yrigoyen, le dieron una cálida bienvenida, al ritmo de los bombos.

Ya en el interior del palacio municipal, el recinto del Concejo Deliberante explotaba de gente, en un ambiente caldeado por el intenso calor. Con la presencia de funcionarios electos, colaboradores, militantes y de toda la prensa de Mar del Plata, se vivió el ingreso de Montenegro al Concejo con cálidos aplausos.

Acompañado por su esposa Eugenia y sus mellizos Martina y Simón, el nuevo intendente retribuyó con un saludo a la gente y saludó al obispo Gabriel Mestre, al rector de la Unmdp Alfredo Lazzeretti. Al momento de saludarse el exintendente radical Daniel Katz, se fundió en un cálido y afectuoso abrazo.

 

Alrededor de los principales invitados del Intendente, entre los que se encontraban familiares y amigos de la infancia, estaban los representantes de las fuerzas de seguridad y los concejales de la ciudad.   

Ya al momento de dar su discurso, el Intendente fue aplaudido cada vez que mencionaba aspectos a mejorar como la seguridad, el empleo y sobre todo al reafirmar su compromiso de volver a pagar la bonificación docente municipal.

Luego de finalizar su discurso inaugural, Montenegro saludó a todo aquel que se acercó a él y luego de reunirse con sus funcionarios e ir por cada despacho para saludar a los empleados municipales, se dio un tiempo para salir al balcón y saludar a los cientos de marplatenses que estaban concentrados frente a la puertas -ahora abiertas- del Municipio.

Compartir
Compartí esta nota