RADIO
EN VIVO
imagen

Verano

4 de Marzo de 2019 08:08

Los cerveceros tuvieron una floja temporada: “No vemos con buenos ojos este 2019”

Afirman que el consumo y el gasto promedio fue muy bajo, sobretodo en febrero. La caída se da tanto en las fábricas como en los bares. “Se viene un invierno duro”.

Terminó la temporada y el balance que realizan los cerveceros de Mar del Plata no es el mejor: durante enero y febrero tanto el consumo como el gasto promedio bajaron en relación a otros años.  Afirman que “no ven con buenos ojos este 2019”.

En diálogo con 0223, Federico Cheverry, presidente de la Cámara de Cervecerías Artesanales de Mar del Plata, expresó su pesimismo por el año que transita y en ese marco recordó como fue decreciendo la actividad desde el 2018.

“Las fabricas de cerveza artesanal entre el período 2013/2017 fue de crecimiento a tasas crecientes: existía acceso al crédito, había consumo interno y se abrieron muchísimas fabricas, generando una importantísima cantidad de mano de obra nueva”, señaló.

Para el empresario, “el 2018 fue un año de la plancha, con créditos a tasas imposibles de acceder, el mercado interno se achico en forma drástica. Se congelaron las inversiones y muchas cervecerías cerraron. Hubo despidos, otras no crecieron y fueron muy pocas las que salieron aireadas”, resumió.

“No vemos con buenos ojos este 2019, no hay nada que a mí en lo personal me dé esperanzas de una reactivación”, admitió Cheverry.

En relación al período estival, el representante de los cerveceros sostuvo que “fue una temporada floja”.

“Los días no acompañaron mucho en el mes de enero pero el consumo y el gasto promedio fueron muy bajos. Y febrero fue más flojo. Las fabricas en su mayor parte están produciendo menos litros y los bares no son ajenos a esta realidad. Se viene un invierno duro”, concluyó.

 

La situación nacional

La Cámara Argentina  de Cerveza Artesanal (C.c.a.a.) emitió un comunicado informando el difícil momento por el que atraviesan.

“Éste es un momento bisagra para el segmento. Luego de 5 años de crecimiento sostenido, 2019 se presenta con profundos desafíos. Como todas las Pymes manufactureras, las cervecerías artesanales están muy afectadas por los costos de los insumos y una brusca caída del consumo. De las tres o cuatro crisis que la cerveza artesanal tuvo que enfrentar en Argentina en las últimas dos décadas, ésta posee características únicas. Porque a la típica recesión de una crisis se le suma la hiper-competencia en muchos barrios y ciudades del país”, expresaron.

En ese contexto, señalaron que “a pesar de tener apenas el 3% del mercado de cerveza, las cervecerías artesanales lograron hacerse muy visibles. El sector cervecero artesanal abarca actualmente cientos de emprendimientos en todo el país; genera unos 6.000 puestos de trabajo directos en las fábricas, y otros tantos indirectos en bares, restaurantes, fabricantes de equipos y proveedores de insumos y servicios”.

“Entre homebrewers, cerveceros y emprendimientos comerciales gastronómicos, recargas de botellones  y góndolas especializadas se fue cambiando la forma de tomar cerveza en Argentina y ahora en plena fase exponencial de la categoría, la realidad económica argentina le pega de frente. Un panorama complejo que involucra una tendencia decreciente del poder adquisitivo y decenas de cervecerías saliendo a la luz cada mes”.