Crisis en la pesca: "Mucha gente se va a quedar sin trabajo y no la podrá contener nadie"

Por Redacción 0223

Desde el sindicato que representa a los estibadores afirmaron que crece el "malestar" ante la falta de respuestas que acusan de la Provincia. "Pedimos pero todavía no hay nada concreto", señalaron.

En menos de un mes, comenzará la migración de casi medio centenar de barcos marplatenses hacia el sur del país para sumarse a la "fiebre" de la pesca del langostino, lo cual recrudece la preocupación en el sector ante el parate que se traduce para la actividad del Puerto local.

La alarma se enciende todos los años para esta época del año y la falta de gestiones que se acusa por parte del Gobierno para paliar el impacto negativo de la numerosa ida de embarcaciones también parece repetirse bajo la misma sintonia.

El acuerdo al que anunció en los últimos días el Gobierno bonaerense con tres empresas pesqueras y el Soip, que nuclea  los fileteros, no termina de calmar las aguas en el Puerto. Otras organizaciones sindicales también aguardan desde haces meses por la llegada de alguna "ayuda" pero todavía no vislumbran "nada concreto".

Es el caso del Sindicato de Unidos Portuarios Argentinos (Supa), cuyos dirigentes reconocen que crece el malestar en la estiba ante la "falta de respuestas" que se acusa por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

"Necesitamos trabajo pero la respuesta es muy lenta. Dentro de 15 o 20 días van a empezar a migrar casi 50 barcos al sur y acá se va a quedar mucha gente sin trabajo y no tenemos una respuesta concreta. Nos sabemos lo que va a pasar", expresó Carlos Mezzamico, el Secretario General del gremio.

En declaraciones a 0223, el líder sindica remarcó que está "todo muy complicado" y dijo que espera que la gobernadora María Eugenia Vidal le conceda una reunión que se "prometió hace dos meses".

"Como dirigentes, tratamos de contener a la gente lo más posible pero hay una realidad: cuando la gente se queda sin trabajo no la contiene nadie. Y nuestra obligación nuestra es ir al frente de la gente que necesita trabajo", apuntó el referente gremial del sector que ya supo protagonizar movilizaciones y distintas medidas de fuerza en el último tiempo.

Mezzamico, además, añadió otro factor negativo al impacto que tiene la ida de barcos para el Puerto local, que pone en riesgo cientos de fuentes laborales: "El problema es que cuando esos barcos vuelven acá y no salen a pescar. Como ya hicieron un muy buen negocio en esos cinco meses, se quedan reparando y no hay actividad".

"La verdad es que el Supa no tiene respuestas ni nada concreto. La ida de los barcos se atrasó un mes a diferencia de otros años y esperábamos tener en ese mes que se atrasó un panorama más claro de la ayuda que íbamos a recibir pero no lo tenemos", lamentó.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Crisis en la pesca: "Mucha gente se va a quedar sin trabajo y no la podrá contener nadie"

Desde el sindicato que representa a los estibadores afirmaron que crece el "malestar" ante la falta de respuestas que acusan de la Provincia. "Pedimos pero todavía no hay nada concreto", señalaron.

En menos de un mes, comenzará la migración de casi medio centenar de barcos marplatenses hacia el sur del país para sumarse a la "fiebre" de la pesca del langostino, lo cual recrudece la preocupación en el sector ante el parate que se traduce para la actividad del Puerto local.

La alarma se enciende todos los años para esta época del año y la falta de gestiones que se acusa por parte del Gobierno para paliar el impacto negativo de la numerosa ida de embarcaciones también parece repetirse bajo la misma sintonia.

El acuerdo al que anunció en los últimos días el Gobierno bonaerense con tres empresas pesqueras y el Soip, que nuclea  los fileteros, no termina de calmar las aguas en el Puerto. Otras organizaciones sindicales también aguardan desde haces meses por la llegada de alguna "ayuda" pero todavía no vislumbran "nada concreto".

Es el caso del Sindicato de Unidos Portuarios Argentinos (Supa), cuyos dirigentes reconocen que crece el malestar en la estiba ante la "falta de respuestas" que se acusa por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

"Necesitamos trabajo pero la respuesta es muy lenta. Dentro de 15 o 20 días van a empezar a migrar casi 50 barcos al sur y acá se va a quedar mucha gente sin trabajo y no tenemos una respuesta concreta. Nos sabemos lo que va a pasar", expresó Carlos Mezzamico, el Secretario General del gremio.

En declaraciones a 0223, el líder sindica remarcó que está "todo muy complicado" y dijo que espera que la gobernadora María Eugenia Vidal le conceda una reunión que se "prometió hace dos meses".

"Como dirigentes, tratamos de contener a la gente lo más posible pero hay una realidad: cuando la gente se queda sin trabajo no la contiene nadie. Y nuestra obligación nuestra es ir al frente de la gente que necesita trabajo", apuntó el referente gremial del sector que ya supo protagonizar movilizaciones y distintas medidas de fuerza en el último tiempo.

Mezzamico, además, añadió otro factor negativo al impacto que tiene la ida de barcos para el Puerto local, que pone en riesgo cientos de fuentes laborales: "El problema es que cuando esos barcos vuelven acá y no salen a pescar. Como ya hicieron un muy buen negocio en esos cinco meses, se quedan reparando y no hay actividad".

"La verdad es que el Supa no tiene respuestas ni nada concreto. La ida de los barcos se atrasó un mes a diferencia de otros años y esperábamos tener en ese mes que se atrasó un panorama más claro de la ayuda que íbamos a recibir pero no lo tenemos", lamentó.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar