Agroquímicos

21 de Julio de 2019 08:16

A pesar de la cautelar, denuncian que siguen fumigando cerca de miles de marplatenses

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Vecinos esperan a que la Corte Provincial impida la fumigación a menos de 1.000 metros de viviendas. (Imagen archivo:0223). 

Representantes del Municipio y vecinos afectados tuvieron una nueva audiencia en la Corte Suprema bonaerense. El gobierno argumentó que se mejoraron los controles y que la medida restrictiva, genera perjuicio económico.

El pasado 4 de julio se realizó en La Plata una audiencia en la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires entre representantes del Municipio de General Pueyrredon y un grupo de vecinos afectados por las fumigaciones, en el marco de la cautelar que impide fumigar a menos de 1000 metros de viviendas o escuelas.

La reunión conciliatoria se llevó a cabo a pedido del municipio en el marco de la denuncia por inconstitucionalidad de la ordenanza 21.296, que eliminaba la franja de 1000 metros libres de  fumigación contemplada previamente por ordenanza 18740/08.

En septiembre de 2014, el máximo tribunal bonaerense dictó una medida cautelar, que permanece vigente, que devolvía la protección de los mil metros sin fumigar a partir de cualquier núcleo poblacional. Esta medida precautoria se dio mientras se estudiaba la cuestión de fondo respecto a la ordenanza 21.296.

El municipio -representado por el secretario de Producción Massimo Macchiavello, el secretario de Salud Gustavo Blanco y el subsecretario Pablo De la Colina- pidió que se levante la cautelar argumentando que “se habían mejorado los controles, que se estaban perdiendo mercados, y que ello conduce a un perjuicio económico”.

"Siguen fumigando pero más disimuladamente"

En ese contexto, desde la Asamblea Paren de Fumigarnos expresaron que los argumentos de la Comuna “fueron muy pobres” y señalaron que “ni el Ejecutivo actual ni el anterior hicieron algo para controlar el efectivo cumplimiento de la norma, así como tampoco estimular un tipo de producción sano”.

“Sacamos de la página de la Municipalidad, un estimativo de antes y después de la cautelar, en un informe del INTA, que dice que no bajó la cosecha.  De igual manera, ellos hablan de mercado y nosotros hablamos de salud”, afirmó Jorge Piccorelli, referente de la Asamblea Paren de Fumigarnos, en diálogo con 0223.

Para Piccorelli más allá de este pedido a la Corte por parte del Municipio, la cautelar “no se cumple porque siguen fumigando en todos los barrios que están pegados a los campos”.

“Lo hacen más disimuladamente que antes: fumigan de noche o lo hacen después de prender fuego pasto verde, para disimular el olor.

"Si este acuerdo no prospera, la justicia dictará sentencia"

Luego de que la intención del gobierno de Arroyo fuera rechazada por los vecinos, finalmente, se arribó a un intento de diálogo entre ambas partes, con la posibilidad que el Municipio realice una nueva ordenanza pero “de manera consensuada”.

“La idea es intentarlo pero para eso falta muchísimo porque hay intereses contrapuestos. La Corte ordenó que se utilicen todos los medios para controlar el cumplimiento y la Municipalidad se comprometió a hacerlo. Pero si este acuerdo de acercamiento no prospera, la justicia dictará sentencia”, aseguró Piccorelli.

“Más allá del control que se haga, lo importante sería que habría que cambiar el proceso productivo. Creemos que se puede hacer una buena práctica sin utilizar químicos. Hay que cambiar el modelo”, cerró.

Compartir
Compartí esta nota