RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

14 de Agosto de 2019 17:53

Advierten sobre el peligro ambiental de la construcción de caniles en la Laguna de los Padres

El reclamo surge desde la Defensoría del Pueblo local, que asegura que no se cumplen con las normas legales, dado que es un área destinada a actividades culturales, deportivas y de preservación de flora y fauna.

La Defensoría del Pueblo de General Pueyrredon alertó sobre el riesgo ambiental de la construcción de un centro veterinario con caniles en la Reserva Integral de la Laguna de los Padres. Aseguran que la presencia de perros pondría en peligro a las aves del lugar.

A raíz de distintas denuncias que recibieron en la delegación local, los defensores Luis Salomón, Fernando Rizzi y Daniel Barragán expresaron su oposición al proyecto de construcción de caniles que, según acusaron, no cuenta con un estudio previo de impacto ambiental.

En concreto, la obra que ya está en ejecución se sitúa frente a la denominada Playa de los Patos, lugar donde se refugian la mayoría de las especies autóctonas de aves a nidificar. Por lo tanto, el centro veterinario afectaría el equilibrio ambiental, poniendo en riesgo de la fauna y amenazando a las aves con un incremento de perros en el lugar.

Ante esta situación, los defensores exigen que se cumpla con las normas legales del territorio, dado que se tratan de tierras transferidas por la Provincia de Buenos Aores con el objetivo de realizar actividades culturales, recreativas, deportivas y de preservación de flora y fauna. "Un centro de atención para perros abandonados no encasillaría en los destinos previstos", indicaron.

"Entendemos la necesidad de un centro de atención ya que uno de los principales problemas que afronta la Reserva Natural Municipal Laguna de los Padres es justamente la abundancia de perros abandonados, pero estamos convencidos de que no es el lugar para instalar los caniles, pues originarán contaminación auditiva y ambiental", argumentaron.

Playa Azul S.A., empresa concesionaria del Estacionamiento de Playa Grande, donde el intendente Carlos Arroyo busca instalar un boliche, es la firma a cargo de ejecutar las obras, conforme a un acuerdo transaccional que no fue aprobado, como exige la Ley Orgánica de las Municipalidades.