RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

19 de Septiembre de 2019 10:09

Mourelle adjudicó su salida a un acuerdo entre la UCR, el arroyismo y Raverta: “Ganaron los malos”

Mourelle aseguró que se quedará en la ciudad para seguir hablando con los vecinos. Foto: archivo 0223

El ahora exsecretario de Hacienda dijo que el intendente Arroyo lo apartó de su cargo ante las “presiones” por parte de “gente del mal”; disparó contra concejales y funcionarios municipales y dijo aseguró que se quedará en la ciudad.

A 24 horas de que se confirmara oficialmente su salida de la Secretaría de Hacienda, habló Hernán Mourelle y, fiel al estilo que mantuvo durante los casi dos años que estuvo en el gabinete municipal, disparó contra todos. “Por ahora ganaron los malos”, definió, aunque rápidamente dijo estar “muy agradecido” con Carlos Arroyo.

En declaraciones a 0223 Radio, el polémico exfuncionario sostuvo que su gestión en la cartera de Economía permitió el desendeudamiento del municipio de General Pueyrredon y aseguró que, de haber continuado en ese camino, se habría logrado convertir nuevamente a Mar del Plata en “en la perla del atlántico de América latina”.

Sin embargo, razonó que Arroyo lo echó al ceder a la “gran presión” que ejerció su entorno más próximo, al que calificó de “gente del mal” y acusó de pretender conducir a la ciudad “nuevamente hacia al endeudamiento”. En ese sentido, apuntó contra los concejales Guillermo Arroyo y Mauricio Loria, los secretarios Alejandro Vicente (Gobierno) y Gustavo Gil de Muro (Legal y Técnica) y el bloque de la UCR. “Esto es parte de un acuerdo entre el radicalismo, Raverta y parte del bloque de Agrupación Atlántica, que quieren repartirse tres Jueces de Faltas, elevar el gasto político y volver al déficit de la ciudad”, afirmó.

En esa línea, Mourelle enfatizó que con su desplazamiento se busca que “gane Raverta y La Cámpora gobierne Mar del Plata” y los acusó de pretender “distribuir 200 millones de pesos entre asesores que, en realidad, son militantes políticos”.

En cuanto a su futuro, el exsecretario municipio aclaró que se quedará en la ciudad y adelantó que seguirá “hablando con los vecinos” para advertirles sobre “la amenaza que representa esta gente” y, así, tratar de “evitar que esta gente del mal perjudique a los vecinos”.

“Me voy a quedar y voy a trabajar como un vecino más, caminando las calles, casa por casa, negocio por negocio, para que la gente sepa lo que pasa”, dijo. “Ojalá el intendente pueda entender que este círculo virtuoso que logramos es ideal para el futuro de la ciudad, en donde logramos una municipalidad absolutamente sólida”, expresó por último.