"Los chicos tuvieron un accidente y Nahuel está desaparecido"

Susana Sahuette contó cómo se enteró que su único hijo Nahuel Barragán había sido atropellado y arrastrado sin vida debajo del auto que manejaba Yonathan Maurette.

Susana Sahuette contó que Nahuel Barragán era su único hijo. Foto: 0223.

30 de Septiembre de 2019 10:15

Por Redacción 0223

PARA 0223

Eran las 4.30 de la mañana cuando la mamá de Diego Parisotti pasó a buscar a Susana Sahuette. "Los chicos tuvieron un accidente y Nahuel está desaparecido", le dijo. La mujer no podía entender lo que ocurría: llamó a hospitales y clínicas y en ningún lado había noticias de él. Luego de recorrer comisarías e ir al lugar del hecho, a las 8 de la mañana, escuchó por la radio que el cadáver de su hijo había sido encontrado debajo de un auto, a 12 cuadras del lugar donde lo habían atropellado.

"Nahuel era un chico divino, tenía 25 años, era mi único hijo. Lo crié bien para que una basura como ésta me lo arrebate", dijo Susana a los medios, en el inicio del juicio contra Yonathan Maurette, el militar que atropelló a Nahuel Barragán, lo arrastró y se fue a dormir con el cuerpo sin vida debajo del auto. 

"Es un día esperado, pero muy triste por tener que revivir todo lo que pasó ese día horrible", relató Susana, quien definió a su hijo como un chico "bueno y sano". "Venía del Jockey Pool, de jugar al pool y al ping pong que era lo que hacía cuando salía. Trabajaba y le gustaba ir a pescar", contó.

La madrugada del 3 de diciembre de 2017 Nahuel y Diego había ido a llevar a Magalí, una amiga, hasta su casa. Cuando volvían, perdieron el control de la moto y cayeron al piso en Colón y 192. En ese momento el suboficial del Ejército pasó a alta velocidad con su Peugeot 206 y arrastró al joven doce cuadras hasta que llegó a su casa en el barrio San Cayetano. Se bajó del auto y se acostó a dormir.

En plena madrugada las madres de los dos jóvenes fueron hasta el hospital. Diego llegó trasladado por una ambulancia y le contó a Susana que a Nahuel "se lo chupó un auto". 

 

La mujer volvió hasta el lugar del siniestro y le pidió a la policía que realice un rastrillaje con la esperanza de que el joven estuviese herido en la zona. 

"Me voy a la comisaría y como a las 8 de la mañana escucho en la radio que está abajo de un Peugeot 206 y le grité a la policía", recordó, con la voz quebrada.

Respecto a sus expectativas por el juicio, la mujer planteó que a su entender "fue un homicidio simple". 

"Lo atropelló a propósito. No puedo decir lo que dice la causa, pero las pericias van a dar eso", dijo y confirmó que "nunca nadie de su familia" se comunicó con ella. "Hoy lo voy a ver por primera vez", dijo. 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook