Mar del plata

24 de Enero de 2020 08:04

La estiba todavía no comenzó su actividad en el Puerto y temen por el futuro de 400 empleados

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El Sindicato Unido Portuarios Argentinos (Supa) sumó su preocupación por la crisis que arrastra la pesca en el arranque del 2020 y reclamó reuniones inmediatas con el Gobierno.

La crisis que se profundizó en la pesca marplatense con los primeros pasos que dio en el Gobierno Alberto Fernández es generalizada y la estiba es uno de los segmentos de la actividad que más se ve resentido frente al contexto de incertidumbre y preocupación en el que se ve envuelto el Puerto.

Carlos Mezzamico, el titular del Sindicato Unido Portuarios Argentinos (Supa), graficó que el trabajo de descarga de materia prima en el muelle "todavía no comenzó", a diferencia de otros años, y reconoció un escenario "muy complicado".

"Somos 750 estibadores en el Puerto y hay unos 400 o 450 trabajadores nuestros que están directamente abocados a atender la flota fresquera pero como viene la mano, con el tema de las retenciones y los costos de los insumos, muchos barcos están amagando con no salir más porque no les dan los números", explicó el dirigente.

Según el sindicalista, todas las esperanzas que depositan los estibadores por esta fecha están vinculadas con el inminente comienzo de la zafra del calamar en pos de reactivar el trabajo. "Hay que entender que el problema son los costos. Y encima las empresas chinas que compran el pescado a estos barcos bajaron el precio de lo que compraban a cinco pesos el kilo y eso perjudica mucho", sostuvo.

En declaraciones a 0223, el máximo referente que tiene el gremio que representa a los empleados de la estiba insistió en que deberían descargarse más de un 1 millón de cajones en el Puerto para garantizar un panorama de tranquilidad laboral pero, según su mirada, con el presente actual, la capacidad de descarga ni siquiera podría superar los 400 mil cajones en la pesquería.

El sindicalista comparó el mapa productivo de heterogeneidad que presenta la pesca con el del campo y remarcó que en ambos sectores hay "productores chicos, medianos y grandes" y cruzó al Gobierno nacional por no hacer estas distinciones. "El producto chico y mediano se maneja en la flota fresquera, que es lo que da más trabajo en tierra. Los grandes productores son los que están con los congeladores que es el negocio más redituable pero que no da empleo", aclaró.

"Ellos siempre se fijan en las toneladas en bruto que se descargan en el Puerto, y los informes muestran que  se descargó lo mismo o que creció un poco entre un año y otro pero en realidad lo que hay que empezar a ver es quién pesca y quién descarga esas toneladas. Hoy, la mayoría de esas toneladas las descargan los barcos congeladores y por eso pasa lo que pasa: si fuera el fresco, no estaríamos con esta crisis", afirmó.

Frente al complejo escenario, Mezzamico reclamó una reunión con el gobernador Axel Kicillof para que "acompañe al sector a hablar con el Gobierno nacional y resolver la situación de la pesca". "Hay que armar una mesa con todos los sectores para que entre todos busquemos la manera de recuperar algo de todo lo que se perdió", dijo, y señaló: "Hay tres patas en este negocio: el Estado, el empresario y los trabajadores y estos dos últimos la están pasando mal".

En última instancia, el Secretario General del Supa no descartó movilizaciones y medidas de fuerza pero aclaró que "se van a agotar todas las vías para no tener que llegar a eso". "Esto es algo que siempre está latente desde el famoso 'barcazo' que terminó en la Casa Rosada en el 2000. Pero somos conscientes de las consecuencias de estas medidas y tratamos de evitarlas", concluyó.

Compartir
Compartí esta nota