Pinamar

20 de Octubre de 2020 20:24

Yeza vetó ordenanza que frenaba el desarrollo inmobiliario

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El intendente vetó parcialmente una ordenanza que impedía la habilitación de inmobiliarias que operen con nombres de fantasía o franquicias.

Una norma aprobada por el Concejo Deliberante fue vetada por el intendente de Pinamar, Martín Yeza, debido a que buscaba prohibir la habilitación municipal de inmobiliarias que operen bajo nombre de fantasía o en representación de marcas, franquicias o licencias. El intendente decidió priorizar el desarrollo económico del distrito. 

“La ordenanza 1651/2020, votada por el Concejo Deliberante de forma unánime,perjudicaba el desarrollo económico de la ciudad. Es increíble que hayan aprobado algo así”, señaló, en diálogo con Radio Noticias, Mariano García Malbrán, director ejecutivo de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI), en relación a esta norma impulsada por la Delegación de Martilleros y Corredores Públicos de Pinamar y el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial de Dolores.

El 25 de septiembre pasado, los concejales aprobaron por unanimidad la normativa que en su artículo 1 “prohibía la habilitación municipal de oficinas inmobiliarias que lo soliciten bajo nombre de fantasías (salvo las exceptuadas por la Resolución Nº 0002/04 del Consejo Superior de Colegios de Martilleros y Corridos Públicos de la Provincia de Buenos Aires) y/o en representación de franquicias, licencias o marcas”.

Desde Camesi relataron que en una reunión mantenida en el Concejo explicaron por qué consideraban que la aprobación de dicha resolución, que perjudica a muchos martilleros y corredores públicos que eligen operar con marcas o franquicias, era equivocada. “Sin perjuicio de eso, pesaron más las mezquindades de las empresas inmobiliarias tradicionales, instaladas en Pinamar desde hace muchos años, que pretendían cerrar el mercado; impidiendo que aparezcan empresas que presten servicios inmobiliarios de manera innovadora, tecnológica y con un salto de calidad en el servicio que brinda el sector”, afirmó García Malbrán.

Finalmente, el 8 de octubre, la ordenanza municipal que se inició con el pedido encabezado por Claudia Liscio, presidenta del Centro Profesional de Martilleros y Corredores de Pinamar, fue vetada por el intendente Yeza, en forma parcial. Es decir, tres de sus cuatro artículos fueron desestimados; mientras que el número 3, que contempla que la publicidad no atente contra el ordenamiento jurídico, se mantuvo. Debido a esto, las inmobiliarias que quieran trabajar con marcas y franquicias nacionales e internacionales puedan hacerlo en el distrito.

“Yeza fue muy claro al destacar que su objetivo es el desarrollo comercial y económico de Pinamar, nunca poner trabas, sino hacer que la ciudad pueda crecer. Y es lo lógico, que una ciudad como esta le cierre la puerta a empresas que pueden traer desarrollos inmobiliarios y comercializar nuevos emprendimientos, realmente, es algo muy difícil de entender. Por suerte, el intendente lo comprendió así y estamos muy contentos, porque tendrá un impacto muy positivo en la comunidad”, destacó García Malbrán.

Compartir
Compartí esta nota