Necochea

21 de Octubre de 2020 22:49

Así enterraron a una ballena en Necochea

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El cetáceo, de más de siete metros, fue analizado por especialistas y con maquinaria se dispuso ubicarlo en un lugar en donde pueda tener una descomposición natural.

La Dirección de Gestión Ambiental de la municipalidad de Necochea realizó este miércoles un operativo en la playa, sobre la zona de la orilla a la altura de El Caño, donde yacía muerta una ballena, con el fin de enterrarla y permitir una descomposición natural del animal.

Los especialistas del área acudieron en respuesta a un llamado a Defensa Civil y al respecto de la situación habló Isabel Génova, encargada de la Dirección de Gestión Ambiental y quien coordinó las tareas junto al personal de la Estación de Piscicultura y personal de la Estación Hidrobiológica local.

“Es una ballena franca austral macho de unos 7 metros o más, primero tomamos muestras y luego armamos el operativo para enterrarla”, explicó inicialmente Génova.

En esa línea, la funcionaria agregó: “Esto no es habitual, ahora estamos viendo la posibilidad de armar una estructura para formar parte de la red de rescate de fauna marina costera”, explicó sobre el porvenir de los trabajos sobre el tema de los varamientos y apariciones de especies marinas.

En ese sentido Génova contó que el personal de su área está “capacitándose con Mar del Plata Aquarium para poder enviarles fauna en estado traumático, varamientos y también, como en este caso, de mortandad”, describió.

Por su parte, Pablo Celli de la estación de Piscicultura, y uno de los referentes de la red de rescate que se halla en plena formación en Necochea, precisó: “Recabamos todos los datos que pudimos que enviaremos a Mundo Marino, y en ese sentido es que tomamos muestras tanto de piel como de parásito, músculo y grasa”, contó. Algunas serán colocadas en freezer y otras en alcohol para realizar luego distintos estudios,

Finalmente, tras un arduo trabajo, la ballena franca fue enterrada en un médano a 150 metros de donde fue hallada. “Trabajamos con maquinaria municipal y de la empresa Nequén, quienes se encargaron de hacer el pozo y mover el animal” describió Génova.

Celli añadió luego que se dejó un registro del lugar del entierro “para volver dentro de un tiempo y ver si podemos extraer alguno de los huesos”.

Compartir
Compartí esta nota