Guillermo montenegro

18 de Noviembre de 2020 22:56

Las fotos para retomar una agenda ¿paralizada por la pandemia?

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La última vez que Guillermo Montenegro había estado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había sido en febrero. Luego, pandemia mediante, no solo no volvió a ir sino que suspendió cualquier gestión iniciada o prevista para Mar del Plata en 2020. Este martes, volvió después de 9 meses y mantuvo reuniones con distintos ministros del gabinete de Alberto Fernández y cerró el miércoles con un encuentro con los intendentes de Juntos por el Cambio. “Fue una agenda de febrero, con todas cuestiones detenidas por la pandemia”, resumieron desde su entorno.

Desde la oposición creen que la agenda de febrero que se retoma a fines de noviembre no se explica solo por la pandemia. “Hubo muchas cuestiones que no se avanzaron por falta de voluntad política”, advierten, mientras se preparan para debatir el presupuesto 2021.

Montenegro el martes a Caba donde buscó concretar varias reuniones con áreas clave: el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y los ministros de Obras, Gabriel Katopodis; de Turismo y Deporte, Matías Lammens, y de Educación, Nicolás Trotta.

 

Con Cafiero abordó una de las principales preocupaciones de la gestión: la cuestión productiva y la necesidad de generar empleo para Mar del Plata, la ciudad con mayor desocupación del país. Uno de los temas centrales fueron las posibilidades de ampliación para el parque industrial de la ciudad. “Él conocía mucho del parque desde la gestión de (Daniel) Scioli”, señalaron desde el municipio.

El actual jefe de gabinete de la Nación fue director provincial de Industria y luego subsecretario de Industria, Comercio y Minería. El Ejecutivo tiene una propuesta de ampliación del Parque Industrial que por el momento no llegó al Concejo Deliberante pero tiene como fin duplicar la capacidad del parque para recibir empresas, un plan que se anunció en enero de este año.

También mantuvo una reunión con Lammens. Obviamente, el tema ineludible, fue la temporada de verano. Entre las varias cuestiones que abordó el intendente con el ministro fue la implementación de la App Cuidar Verano. Apenas se anunció la implementación surgió una polémica entre el gobierno provincial y el nacional. El ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, anticipó que sería obligatoria, mientras que Lammens se distanció y dijo que ese no era el plan.

Finalmente, la aplicación será obligatoria. El municipio ya recibió una prueba piloto de cómo funcionará y se espera que en los próximos días se presente oficialmente. “Nosotros necesitamos que haya un sistema único y el que sale de Buenos Aires sepa cuál es ese sistema. Tiene que haber un discurso único”, señalaron desde la comuna.

Esa charla fue la que tuvo Montenegro con Lammens. Pero también la que se profundizó este miércoles durante una reunión que mantuvo el flamante secretario de Seguridad del municipio, Horacio García, con los responsables del Operativo Sol en La Plata.

Otro tema que el intendente abordó con Lammens también es de la vieja agenda: el financiamiento para completar los Polideportivos. La primera vez que habían charlado del tema el municipio debía resolver la deuda que había quedado con la empresa a cargo de la construcción. “Ahora volvieron a abordar el tema y Lammens prometió realizar un aporte para poder completarlos”, contaron desde el entorno del intendente.

La ronda siguió con Gabriel Katopodis, el ministro de Obras y Servicios Públicos. El exintendente del conurbano le garantizó a Montenegro que sostendrá muchas de las obras que Nación comprometió para 2020 y que  no pudieron realizarse por la pandemia. “Es un ministro con el que trabajamos mucho”, marcaron.

El último en la grilla fue el titular de la cartera educativa. La reunión, más allá de las charlas por el regreso de los chicos a las aulas, tuvo un pedido concreto: el intendente le pidió a Trotta que garantice el sostenimiento del sistema educativo municipal. “Le garantizó que Nación va a sostener el aporte para el pago de sueldos”, confiaron.

La foto entre ambos se dio en el mismo momento en el que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, fue blanco de fuertes críticas por sus dichos sobre los docentes en la Argentina. ¿Casualidad?

Tras la ronda con los ministros, el intendente viajó este miércoles a La Plata para participar del foro de intendentes de Juntos por el Cambio. Los jefes comunales opositores debatieron sobre el presupuesto provincial 2021. Desde distintos distritos hubo quejas de intendentes opositores por “discriminación” en el reparto de fondos. Montenegro, hasta el momento, no se pronunció en esa línea.

En algunos medios provinciales, trascendió que el encuentro también había servido para avanzar las gestiones con el jefe comunal marplatense para que se incorpore al Grupo Dorrego, los intendentes del Pro encabezados por Jorge Macri, Néstor Grindetti y Julio Garro. “No hubo ninguna charla sobre eso”, aclararon cerca del intendente.

Este jueves, el Concejo Deliberante iniciará el debate del Presupuesto 2021 con la presencia del secretario de Hacienda, Germán Blanco, en la comisión de Hacienda. El Ejecutivo pretende aprobarlo antes de que termine el año. La presidenta de la comisión Virginia Sívori (Frente de Todos) recogió ese pedido y elaboró un cronograma para garantizar que antes del 10 de diciembre puedan presentarse todos los funcionarios a defender el presupuesto. La tarea del oficialismo será juntar los votos para que los proyectos se aprueben.

Desde el principal bloque opositor creen que muchos de los temas que Montenegro dejó pendientes este año no fueron por la pandemia. “Había muchas obras menores en los centros de salud que no se hicieron”, graficaron.

Señalan, además, que el nuevo presupuesto refleja esa falta de decisión para transformar los problemas estructurales de Mar del Plata. “Anunciaron que iban a reformular la TSU. ¿Qué cambiaron? Nada. ¿Qué política de recaudación tributaria novedosa implementaron? Ninguna. ¿Qué nuevo servicio presta el municipio para ampliar la recaudación? Ninguno”, plantearon.

En la misma línea, la fuente consultada por este medio destacó que la Secretaría de Desarrollo Productivo de una ciudad con el 26% de desocupación tiene asignado el 0,6% del presupuesto municipal. Para el final, dejó algo positivo del proyecto: “Lo único bueno son las obras... y están financiadas por el gobierno nacional”..

Compartir
Compartí esta nota