Tandil

20 de Diciembre de 2020 15:33

Crisis del coronavirus: 7 meses de caída de actividad en el sector turístico de Tandil

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El turismo, la gastronomía y las agencias de viaje, fueron también en Tandil los sectores más afectados por la pandemia.

Agrupado en tres categorías, alojamientos, gastronomía y complementarios, el rubro registró una baja de actividad del 31,2% en los primeros nueves meses del 2020.

La Dirección de Estadística del municipio de Tandil hizo público el boletín Nº 23, correspondiente al mes de noviembre, donde se presentan informes que analizan los efectos de la pandemia de
coronavirus en el turismo y el comercio minorista del partido.

El nuevo número del boletín y las ediciones anteriores se pueden consultar y descargar desde el enlace http://datos.tandil.gov.ar/dataset/boletines-estadisticos.

Turismo

En el primer caso se analiza el Indicador Municipal de la Actividad Turística (IMAT, que monitorea la evolución de la actividad turística, agrupada en tres categorías: alojamientos; gastronómicos y complementarios -agencias de viaje, elaboración y/o venta de productos regionales, servicios para la recreación y aventura, y transporte-). Al tercer trimestre del año, el nivel general del índice presenta una baja interanual superior al 50%, al compararlo con el mismo periodo del año pasado.

Este registro lo convierte en el trimestre con peor desempeño relativo al 2019, y se traduce en una baja acumulada a los primeros nueve meses del año de 31,2%.

En el caso de los establecimientos gastronómicos, la variación en la actividad asciende a -42,5% en términos interanuales, si bien no resulta en el peor registro del año: durante el segundo trimestre, la caída de la actividad en relación al mismo período del año pasado fue de 51,5%. Como resultado, el IMAT gastronómicos acumula una baja al noveno mes del año de 33,5%.

El tercer subíndice es el que presenta la mayor contracción. La caída interanual del tercer trimestre supera el 65%, si bien en el segundo trimestre ese valor se acercó a 75%. Estas variaciones dejan a este subsector con el peor escenario: el IMAT complementarios acumula, al tercer trimestre del año, una reducción en la actividad de 61,9%, en relación a los primeros nueve meses de 2019.

Comercio minorista

La actividad de venta al por menor sufrió los efectos de las restricciones a la actividad económica regular durante los meses de marzo y abril, pero a partir de mayo se observó cierta recuperación.

En efecto, el último mes del primer semestre cerró con niveles de ventas superiores a las análogas de 2019. Julio continuó esa inercia ascendente, pero agosto y septiembre no lograron mantenerla.

De cualquier manera, aun con el impacto del coronavirus sobre la actividad, el nivel general del IMCM se contrajo 8,5% en los primeros nueve meses del año, mientras que la baja acumulada de 2019 en relación a 2018 en septiembre superaba el 11%.

Los rubros de venta de bienes y servicios vinculados al turismo y esparcimiento, combustibles y vestimenta han sido los más perjudicados, mientras que la comercialización de alimentos en super e hipermercados ha sido la menos afectada, manteniendo niveles de ventas similares a las de 2019.

Resulta llamativa la evolución de la venta de bienes durables: tras ser uno de los sectores más perjudicados con las primeras restricciones en los meses de marzo y abril, entre junio y septiembre exhibe variaciones interanuales cercanas al 20% en promedio.