RADIO
EN VIVO
imagen

Lafayette

15 de Febrero de 2020 13:59

Pasaron 280 días y la pileta Lafayette sigue clausurada: "La dejaron abandonada"

Desde la Unión de Trabajadores de Entidades Civiles y Deportivas no advirtieron "luces de esperanza" para que reabra el lugar. Hay demandas en la Justicia que iniciaron los trabajadores.

280 días. Más de nueve meses. No importa las dimensiones que desnuda el calendario: para una veintena de trabajadores, todo este tiempo se conviritó en una eternidad después de lo que fue la inesperada clausura de la pileta Lafayette ubicada en pleno centro marplatense.

Desde la Unión de Trabajadores de Entidades Civiles y Deportivas (Utedyc) aseguraron que desde el cierre del Centro Deportivo "no hubo voluntad hasta el día de hoy de los propietarios del natatorio de reabrir el lugar". "La pileta en el momento en que se cierra coincida con el momento de mayor actividad que habia. Esto fue una decisión empresarial", aseveró Alejandro Riveros, secretario gremial de la organización.

En declaraciones a 0223, el referente del sindicato lamentó la postura que adoptó al Sociedad Anónima que tiene a su cargo la pileta al tener en cuenta que también se ubica en un "punto emblemático de la ciudad. "La dejaron abandonada y sin ninguna luz de esperanza de poder reabrir. Lo único que se ven ahora son los carteles de venta con el segundo y tercer piso cerrados", señaló.

"Por eso, a los trabajadores no les quedo otra opción que iniciar las demandas que corresponden y todo eso ahora esta en sede judicial al no haber movimiento ni intención de los dueños de buscar alguna alternativa o solución", explicó Riveros, quien se mostró expectante de lograr algún avance en la Justicia en los próximos meses.

En el momento del cierre, el natatorio tenía 20 trabajadores, de los cuales seis estaban representados por Utedyc mientras que el resto estaban nucleados dentro del Sindicato de Empleados y Comercio. Las organizaciones habían deslizado la posibilidad de una "cooperativización" para que no cese la actividad del lugar pero las discusiones finalmente no prosperaron.

Desde enero de 2019 que la pileta se encontraba en situación de conflicto: dos trabajadores fueron despdidos pero el reclamo gremial permitió su reincorporación. Sin embargo, desde ese mes que ya se acusaban distintas deudas por parte de la familia que era propietaria del centro de la Peatonal San Martín y San Luis por "impuestos y servicios no pagos".