RADIO
EN VIVO
imagen

Incendio en torres y liva

17 de Febrero de 2020 20:10

Torres y Liva: el fiscal pidió ampliar las pericias psiquiátricas del imputado

El fuego se inició en el medidor de la distribuidora.

Aguardará las medidas complementarias para cerrar la investigación. Recién con esos resultados definirá su posición respecto a declarar inimputable a  Néstor Gustavo Arrativel.

A dos meses del incendio que destruyó la distribuidora Torres y Liva , 47 viviendas y de la detención de un hombre en situación en calle acusado de iniciar el fuego, el fiscal Juan Pablo Lódola ordenó la realización de medidas complementarias para ampliar la pericia psiquiátrica sobre Néstor Gustavo Arrativel y cerrar la instrucción penal preparatoria.

La intención del fiscal es agotar todas las medidas que considera necesarias dentro de los tiempos legales, ampliar las pericias psiquiátrica y psicológica y de acuerdo a los resultados ver la posición a tomar. De acuerdo a esos resultados definirá si acompaña el pedido de declaración de inimputabilidad y sobreseimiento hecho por la defensa oficial o si avanza en la realización de un juicio oral para definir los pasos a seguir y el dictado de una internación porque representa un peligro para terceros.

Al plazo inicial de cuatro meses desde la detención o primera declaración se lo puede extender por dos meses más y, en circunstancias extraordinarias, por otros seis. Más allá de la discusión sobre los plazos posibles, el Ministerio Público Fiscal puede tener hasta doce meses para cerrar la investigación, aunque en este caso la intención es cerrarla con la totalidad de las medidas ampliatorias mucho antes.

Las tareas investigativas realizadas por personal de la comisaría primera y de la DDI permitieron confirmar con elementos suficientes que Néstor Gustavo Arrativel fue la persona que prendió fuego el medidor de luz del depósito ubicado en Rivadavia entre 20 de Septiembre y 14 de Julio provocando la destrucción total de la distribuidora y de cerca de cincuenta viviendas.

El primer informe que se practicó en el área psiquiatría del Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) sostuvo que al momento de la aprehensión Arrativel “no tenía brote psicótico agudo” y que no existía un criterio de internación. Por tal motivo el pedido de prisión preventiva fue ad referéndum de los informes definitivos y de la posible declaración de inimputabilidad.

Sin embargo, los informes posteriores –sobre los que Lódola pidió medidas complementarias- sostuvieron la imposibilidad de que el hombre de 46 años comprendiera las consecuencias de su accionar por una enfermedad mental. A ese reporte y sus ampliaciones el Ministerio Público Fiscal le sumará el análisis y las pericias a las cartas y anotaciones que el imputado tenía en su poder al momento de la aprehensión.