Incendio en torres y liva

7 de Febrero de 2020 11:38

Empezó la demolición de Torres y Liva

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Así se ve Torres y Liva desde el drone. Foto: Julián Martel.

A casi dos meses del voraz incendio que arrasó gran parte de la manzana comprendida en Rivadavia, 20 de Septiembre, San Martín y 14 de Julio, Grupo Mitre SA -la empresa contratada por el municipio para demoler la estructura de hormigón que quedó donde estaba la distribuidora Torres y Liva- comenzó este viernes con los trabajos en el lugar.

 

La obra iba a comenzar el jueves pero fue postergada hasta hoy por las intensas lluvias que se registraron en la ciudad, y está previsto que continúe durante el fin de semana. Las primeras acciones en el lugar se llevaron adelante en el sector cercano a Rivadavia y 14 de Julio. Para ello se cercó todo el perímetro y personal de Defensa Civil y de la policía impiden el paso peatonal para evitar riesgos.

Según el plan de obra, una vez que se avance sobre los departamentos ubicados sobre el esqueleto de hormigón de lo que supo ser Torres y Liva, se convocará a los inquilinos y se evaluará qué elementos se pueden rescatar de entre los escombros.

Foto: Julián Martel.

El protocolo de seguridad fue organizado por Seguridad, Defensa Civil, secretaría de Obras y Planeamiento Urbano, Desarrollo Social, Sistema de Atención Médica de Emergencias (Same), Bomberos y policía y tiene como objetivo mantener a la gente alejada de cualquier situación de riesgo.

Tal como anticipó 0223, se establecerá un sector "rojo" y otro "amarillo”: al primero no podrá pasar ninguna persona que no esté vinculada al operativo de demolición, mientras que el otro estará abierto para que las personas que vivan en esa zona o los comerciantes puedan transitar en determinados horarios. Incluso, el jefe de Defensa Civil, Rodrigo Goncálvez, anticipó que habrá horas y días en que el sector estará cerrado.

Las tareas también prevén recuperar en la medida de lo posible las pertenencias de los departamentos alcanzados por las llamas o el humo, a los que está prohibido acceder por riesgo de derrumbe. Para organizar el proceso, las autoridades resolvieron dividir el edifico de Torres y Liva en cinco sectores distintos.

Semanas atrás, el la Municipalidad de General Pueyrredon le concedió a través de un concurso privado la demolición "controlada" que rondará cerca de los 11 millones de pesos a la empresa privada Grupo Mitre S.A., una firma con amplia trayectoria en el sector.

Compartir
Compartí esta nota