Situación de calle

29 de Abril de 2020 17:24

Un gesto solidario permitió que más de 60 indigentes puedan permanecer en cuarentena

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La sede vacacional del personal municipal de Morón asiste las 24 horas a los indigentes en plena cuarentena. (Foto:Google)

Debido al distanciamiento social, el Hogar de Nazaret no podía albergar a muchas personas en situación de calle. Una organización sindical de Morón aportó su sede de manera desinteresada.

Desde hace muchos años el Hogar de Nazaret colabora con las personas en situación de calle, dándoles una cama, una ducha, ropa limpia y una cena para poder asistirlos en esa dura realidad. Con la llegada del coronavirus y la premisa del distanciamiento social, los problemas se agudizaron para el voluntariado: las pequeñas dimensiones de la sede de Balcarce 5036 no permitía el alojamiento de muchas personas.

 “Los hermanos ingresan todos los días de 18 a 14 horas. Después, están lamentablemente unas 10 horas en la calle. Y ante esta pandemia, cada vez que entraban a la tarde, venían con todo lo que traían naturalmente de la calle”, explicó en diálogo con 0223 Radio, Roberto Benzo director de Cáritas Mar del Plata.

En los primeros días de la cuarentena, la situación de los indigentes no había sido abordada completamente por el estado. (Foto archivo:0223)

Ante esta problemática difícil de solucionar, apareció “una caricia para el alma”, como describió el titular de la entidad eclesiástica: la ayuda de un hotel sindical de la ciudad de Morón, provincia de Buenos Aires.

“Se pudo articular con Municipalidad y Provincia y se consiguió un lugar maravilloso que es la Colonia de Vacaciones del personal de municipales de Morón, en Lisandro de la Torre e Irala. Así, más de 60 hermanos nuestros están las 24 horas del día, con un lugar al aire libre. Incluso con la posibilidad de hacer con los profesores del Emder, actividad física. En esta situación de lluvia, estos hermanos estaban ahí protegidos”, valoró Benzo.

Para el representante del Hogar de Nazaret, “en estas situaciones de crisis se ve lo peor y lo mejor y afortunadamente aquí se vio lo mejor, hacia los hermanos que más lo necesitan. Esto nos da mucha satisfacción y fue una caricia para el alma de la gente de Morón”, aseguró.

Ante el aislamiento obligatorio dispuesto por el gobierno nacional, la situación de las personas en situación de calle fue abordada por el Municipio, con la cesión del hotel N°4 del Complejo de Chapadmalal, que se sumó a los distintos dispositivos de la secretaría de Desarrollo Social.

Compartir
Compartí esta nota