Muerte en chauvín

19 de Junio de 2020 21:18

Analizan más cámaras para ver la secuencia completa del tiroteo en Chauvín

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Gómez recibió cuatro disparos.

Una de ella está en la parte superior del lugar desde el que disparó el joven de 28 años. La autopsia confirmó que Juan Gabriel Gómez recibió cuatro balazos.

Sin modificaciones, al menos hasta el miércoles que viene cuando el fiscal Fernando Castro reciba los informes periciales, la investigación por el asesinato del delincuente que quiso asaltar a un hombre en el barrio Chauvín seguirá calificada como homicidio agravado por el uso de arma de fuego y el análisis de nuevas cámaras de seguridad permitirán establecer si hubo un exceso en la legítima defensa.

El titular de la Unidad Fiscal de Instrucción 1 sabe que la próxima semana contará con las imágenes completas de una cámara ubicada en la parte superior del estudio ubicado en Matheu entre La Rioja e Yrigoyen que le permitirá establecer exactamente cómo ocurrió toda la secuencia. “La imagen toma bien el arribo de Gómez, permitiría ver la actitud que tuvieron sus dos cómplices antes de escapar del lugar y confirmar si llegó a existir un intercambio de disparos”, confió una fuente judicial a este medio.

Ese análisis junto a la declaración que pueda dar el joven de 28 años –que la semana próxima presentará a un abogado particular- se sumará al informe de balística para confirmar que las vainas secuestradas corresponden a las armas del tirador y del delincuente. En sintonía con ese secuestro, el informe final de autopsia confirmó que Gómez recibió cuatro disparos, los dos mortales en el pecho y la cabeza.

Luego de la recepción del informe, el fiscal dispuso la entrega del cuerpo a la madre de Gómez que vino desde la ciudad de Necochea para cumplimentar el trámite. Ningún detalle se conoció acerca del último lugar de residencia del delincuente que viajaba regularmente entre ambas ciudades, por lo que los investigadores no descartan la posibilidad que sus dos cómplices –aún no identificados- fueran de aquella localidad.

Tal como se informó oportunamente, no se abrigan muchas esperanzas acerca de las pericias que se le realizarán al Audi A3 hallado incendiado el jueves a la noche en inmediaciones de las calles Brumana y Guanahani en el que llegaron al lugar y que utilizaron para escapar. Más allá de los daños provocados por el fuego pudieron establecer que la numeración del motor y del chasis estaba adulterada y que no había un pedido de secuestro de un rodado similar, al menos en Mar del Plata.

Más allá de la posibilidad de cambiar la calificación de la causa –algo que puede suceder en cualquier momento de la instrucción penal preparatoria- ninguna medida restrictiva de la libertad del tirador se tomó hasta el momento y tampoco se haría la semana próxima.

 

Compartir
Compartí esta nota