Antes de ser calle

7 de Junio de 2020 14:07

Qué calles de Mar del Plata homenajean a periodistas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Por Marcelo Díaz, creador de Antes de ser calle

Tetamanti, Lanzilota, Arrué, Villar, López de Gomara, Zacagnini, solo por nombrar algunos, tienen algo más en común que ser calles de Mar del Plata; se trata de la profesión que tuvieron en vida: periodistas.  Hoy –7 de junio– no queríamos dejar de saludar a todos los comunicadores que en distintos medios ejercen el duro oficio del periodismo.  Quizás, en nuestro país, ya no sea una profesión con riesgo de vida por decir lo que uno piensa o investiga; pero si lo es por las dificultades que representa querer vivir de este oficio tan maravilloso.

Escritores, políticos y varios científicos,en algún momento de sus vidas, ejercieron el periodismo. Aunque muchos de los nombres están vinculados en el colectivo imaginario a otras profesiones.

El más significativo y el responsable del por qué un día como hoy se celebra el Día del Periodista, es Mariano Moreno. Mar del Plata le rinde homenaje al creador de La Gazeta  (su primer número fue un día como hoy de 1810) designándole su nombre a una calle que tiene sus particularidades.

 

La arteria con su nombre nace al 900, al desprenderse hacia la izquierda sobre la avenida Patricio Peralta Ramos y a los 250 metros aparece nuevamente en esa avenida, dando la sensación que se interna en el mar para retomar nuevamente a la altura de Buenos Aires (2000) y así seguir hacia el oeste hasta finalizar en el barrio La Herradura, con algunas interrupciones a lo largo de toda su traza.

Algunos historiadores afirman que no fue caprichosa la elección de esta calle a la hora de ponerle nombre ya que simbólicamente se mete en el mar y vuelve aparecer como desafiando las palabras de Saavedra en el momento de su muerte: “Hacía falta tanta agua para apagar tanto fuego”.

Pero hay, muchos más. Trece cuadras recuerdan a Rodolfo Walsh desde 1996 cuando a la calle 405 se le impuso su nombre en el barrio Alfar.

 

También hay periodistas que fueron reconocidos por su propia ciudad: Leopoldo Méndez, Amadeo Courel, Miguel Guglielmotti, Agustín Rodríguez, Victorio Fagnani, Tomás Stegagnini, Lorenzo BaldaIsaac Souessia y Juan Néstor Guerra. En varios casos, también se mezclaba la militancia política, como es el caso de Guglielmotti que, además de dirigir un diario, como socialista llegó a ser presidente del Concejo Deliberante e intendente interino al secundarlo a Bronzini en varias oportunidades.

 

Los periodistas deportivos también tienen presencia

La diagonal que rodea al Estadio José María Minella, al noroeste del Parque Municipal de los Deportes es un homenaje al periodista deportivo Américo Raúl Canosa quien tuvo una extensa participación en la vida marplatense, aunque sus últimos años de vida los vivió en Córdoba. Es considerado por muchos como el padre del periodismo deportivo marplatense.

Helmer Antonio Uranga había nacido en Mar del Plata en 1922. Desde muy chico, mientras iba como alumno al Instituto Peralta Ramos, mostró inclinación por el deporte y llegó a sobresalir en fútbol.

Uranga era un estudioso, analista y crítico que trabajó en Radio Atlántica, diario La Capital y en Canal 8.  “En lo periodístico enseñaba aunque no se lo propusiera. Hasta los más veteranos aprendimos algo de él. Ni qué pensar lo que ha sido para los más jóvenes”, recordó hace unos años Raúl Ramírez, otra de las glorias del periodismo local.

La calle del tercer acceso a la Laguna de los Padres, que se extiende desde la Ruta Provincial Nº 226 Km. lleva su nombre desde 1994.

Otro de los pioneros del periodismo deportivo fue conocido en vida como Sportsman, y era Horacio Gaudini que se lo encuentra recordado en una calle del  barrio El Gaucho.

En la Laguna de los Padres, Felix de Ayesa es recordado en el camino interno que comunica los tres primeros ingresos. El periodista escribió una serie casi innumerables de libros y ensayos. Algunos polémicos, como fue el  libro “El Almirante Brown no fondeó frente al actual Cabo Corrientes”, donde se encuentran 12 mapas a doble página de los siglos XVIII y XIX.  En ese trabajo,  se empeñó en documentarla falsa creencia que el almirante Brown estuvo frente al actual Cabo Corrientes, en lugar del faro Punta Mogotes.

Pero hay más periodistas que supieron desarrollar sus actividades en medios de la ciudad y que hoy los encontramos como nombres de arterias. Es el caso de la Diagonal que une Fortunato de la Plaza con Mario Bravo y que recuerda al periodista e historiador Julio César Gascón.  También Josué Quesadaes recordado en un poco más de 100 metros del barrio El Tejado; la Diagonal Central del Barrio Alfar lleva el nombre de Justo Ernesto Román y Julio Muñoz es la calle más corta de la ciudad (en la costa, zona de Punta Iglesias).

 

Periodistas, empresarios y más política

Justo López de Gomara, antes de ser la calle lateral norte de lo que hoy es el Museo de Arte Contemporáneo y recorrer los barrios Parque Luro, Los Pinares, López de Gomara, Los Tilos y dos cuadras de Virgen de Lujan, también fue periodista. En 1887, motivado de dotar al pueblo de un medio de opinión destinado a reflejar las aspiraciones de los pobladores, inició la publicación de un semanario: El Bañista.

Victorio Tetamanti, era italiano. Trabajó en tareas de campo en la zona de Castelli, en la estancia Alazar, propiedad de Federico Martínez de Hoz,  se desempeñaba especialmente a alambrar campos. En 1881 se traslada a Chapadmalal, a trabajar con Miguel Alfredo y Eduardo Martínez de Hoz.

En 1908 se radica en Mar del Plata. Ante la campaña del Diario El Progreso en contra de su patrón Miguel Alfredo Martínez de Hoz, que había sido designado Comisionado se junta con otros vecinos y fundan un nuevo diario: La Capital.  El nombre no fue antojadizo, dentro de las pretensiones estaba el de promover a la ciudad como capital de la provincia. En ese momento,  un proyecto de dividir la provincia en dos, daba más chances de cumplir el sueño “periodístico”.

 

Otro de los representantes del oficio del periodismo es Casildo Villar. La arteria,a lo largo de su extensión,  forma parte de los barrios Peralta Ramos Oeste, Fortunato de la Plaza y El Martillo.

Villar fue el fundador de El Eco, segunda publicación que apareció en Mar del Plata.  Autor de varios libros había nacido en Uruguay y murió en la ciudad de Dolores justamente el 7 de junio de 1927.

José Lanzilota nació en Italia, y en 1940 se radicó en Mar del Plata, donde fundó y dirigió el periódico “El Puerto”.  

Otro de los que ejerció el oficio de periodista fue el riojano Adolfo Dávila. Antes de ser quien le pone nombre al paseo que une Punta Iglesias con las Playas donde dejó la vida Alfonsina Storni fue cronista, redactor y director del Diario La Prensa.

Así queremos homenajear a los nombres de quienes todos los días se nos cruzan en cada esquina. Claro que los nombrados no son todos, hubo muchos otros que hoy llevan nombre de calles que, como ya dijimos, son conocidos por otras profesiones pero que en algún momento se sus vidas ejercieron el periodismo.

 

Agradecemos la colaboración de Oscar Casemayor, autor del libro “Calleo” de la editorial Eudem próximo a ser editado.

Bibliografías: Tomasa Gismera Velasco (Casa de Guadalajara en Madrid). Diciembre 2011 //  Roberto Barili, “Mar del Plata, Reseña Histórica” (1964) //   “Los Italianos de Mar del Plata Tomo I”  (Instituto Gráfico Italiano) // Recortes periodísticos /